20 febrero 2020
  • Hola

El municipio salmantino que se adelanta a la procesionaria quemando sus nidos

Otras actuaciones que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Monterrubio de Armuña han sido la de fumigar el resto de zonas verdes y mandar cartas a los vecinos para que tomen las medidas oportunas

12 feb 2020 / 19:25 H.

Tras las quejas vecinales del año pasado por la presencia de procesionaria en las zonas verdes de Monterrubio de Armuña, en esta ocasión el Ayuntamiento del municipio ha querido adelantarse a los posibles peligros de este molesto lepidóptero con una serie de actuaciones destinadas fundamentalmente a prevenir una futura plaga.

En primer lugar, la Corporación municipal ha enviado cartas a todos los vecinos que dispongan de zonas verdes en sus terrenos para que tomen las medidas que consideren oportunas para evitar su presencia en los árboles. Además el Ayuntamiento está recorriendo las distintas zonas del pueblo con arbolado para detectar la presencia de nidos, procediendo a cortarlos y posteriormente quemarlos.

“El año pasado hubo muchas quejas por la procesionaria y, aunque este año no había todavía, se ve que con el cambio de tiempo empiezan a salir así que hemos intentado anticiparnos porque estas actuaciones están destinadas sobre todo a prevenir”, explica el alcalde de Monterrubio, David Matute.

La próxima temporada la Corporación valora la posibilidad de usar un sistema de inyecciones en los árboles

Las larvas u orugas de procesionaria —que sobre todo se encuentran en los pinos, cedros y abetos— están cubiertas por unos pelos urticantes que se desprenden y que pueden provocar en los seres humanos diferentes reacciones alérgicas, además de irritación en los oídos, la nariz y la garganta, por lo que es importante erradicarlas de las zonas urbanizadas y con mucha población.

El Ayuntamiento de Monterrubio también ha tenido que cerrar temporalmente el parque de perros que se encuentra junto a los jardines chinos por motivos de seguridad, ya que al ser una zona muy arbolada se detectó la presencia de insectos y ha sido necesario fumigar.

Para la próxima temporada de procesionaria, el Consistorio ya ha contactado con varias empresas para que le aconsejen en la materia y erradicar el problema y según el alcalde: “Estamos valorando un sistema de inyecciones en los árboles”, confirma el regidor.