17 agosto 2022
  • Hola

El castillo salmantino que acaba de entrar en la Lista Roja del Patrimonio

Declarado BIC en 1949, las ruinas del torreón de Tamames están en manos privadas y presentan riesgo de “derrumbes parciales y desplome de la estructura”

05 mar 2022 / 10:55 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

El estado de ruina y abandono ha hecho que el ya de por sí largo listado de bienes en peligro en la provincia de Salamanca se haya visto incrementado con la incorporación a la Lista Roja de Patrimonio con el Castillo de Tamames, un inmueble que fue declarado Bien de Interés Cultural el 22 de abril de 1949.

Un sistema defensivo que según los historiadores pudo ser levantado en el siglo X, atribuido al rey Ramiro II de León, y del que en la actualidad tan solo se conserva el torreón, “de forma cuadrada, con 12,20 metros de lado, y con un muro de alrededor de 2 metros de espesor. Su interior se encuentra vacío, conservando en su estructura la puerta de acceso, una ventana y saeteras”, señala la asociación Hispania Nostra.

El Catastro del Marqués de la Ensenada (siglo XVIII) cita el castillo de Tamames como pertenencia de Francisco Godínez de Paz, añadiendo que, “lo que ya era solo una torre, tenía el interior desmantelado, pero que había indicios —sin especificar cuáles— que lo revelaban como antigua casa de los señores de la villa”.

De las primeras épocas de la fortaleza de Tamames tan solo se conserva la decoración de la puerta de acceso, con castillos y escaques, que formarían parte del escudo del señor que lo construyó, según los historiadores.

El castillo forma parte de la gran historia bélica de Tamames, ya que en sus inmediaciones, a unos cien metros del pueblo en la parte septentrional, el Duque del Parque derrotó a las tropas francesas al mando del general Marchand el 18 de octubre de 1809, durante la Guerra de la Independencia frente a Napoleón.

En cuanto a la situación actual, Hispania Nostra, señala que existe “riesgo de derrumbes parciales y peligro de desplome de la propia estructura a causa de las grietas”, en una torre que contaba con tres pisos ya desaparecidos y posiblemente un remate en forma de almenas y matacanes. “La portada parece la parte más antigua del edificio, siendo considerada por algunos investigadores como visigoda. La luz solamente entra por una ventana y varias aspilleras”, señalan en la documentación recopilada para su inclusión en la Lista Roja de Patrimonio.

Tras perder el Castillo de Tamames sus funciones defensivas estratégicas con el posterior avance hacia Extremadura del Reino de León en el proceso de La Reconquista, “la monarquía cedió el control del mismo a la nobleza, pasando a ser propiedad de la familia de los Godínez en el año 1284”, señalan desde Hispania Nostra, afirmando que “acabó siendo abandonado tras la abolición de los señoríos en el siglo XIX”.

La declaración como Bien de Interés Cultural, BIC, llegó en abril de 1949, cuando el entonces Ministerio de Educación Nacional pronunció el decreto sobre “Protección de los castillos españoles”, señalando que “todos los castillos de España, sea cual sea su estado de ruina, quedan bajo la protección del Estado, que impedirá toda intervención que altere su carácter o pueda provocar su derrumbamiento”.

La Lista Roja de Patrimonio, de la asociación Hispania Nostra, pretende ser una llamada de atención sobre aquellos bienes pertenecientes al patrimonio cultural que sufren riesgo de desaparecer, por su estado de ruina y abandono, incorporando ya en la provincia de Salamanca desde que se comenzó esta labor en 2007 a 44 bienes en peligro de conservación.

Los criterios de inclusión en la Lista se basan “en la importancia histórica y arquitectónica del elemento patrimonial en cuestión, en el estado en que se encuentra y en el riesgo que recaiga sobre él”.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png