18 julio 2019
  • Hola

Dos piscinas cercanas a Salamanca que han renovado su imagen

Las de Doñinos abren el sábado y las de Terradillos lo hicieron el pasado fin de semana

19 jun 2019 / 20:50 H.

Sin piscinas no hay verano y por eso los ayuntamientos que han ejecutado obras de mejora durante el invierno han tenido que apurar para que este verano sus vecinos sí puedan disfrutar del agua.

Así, las piscinas municipales de Doñinos de Salamanca abrirán sus puertas este sábado día , con una jornada gratuita y manteniendo los precios del año pasado. En estas últimas semanas los trabajadores han tenido que apurar los plazos para que la obra de ampliación, que ha incluido la construcción de un tercer vaso, haya estado a tiempo. Lo último ha sido acondicionar las zonas verdes, que tras el trasiego de la maquinaria había quedado muy deteriorada, pero finalmente el día 22 las piscinas volverán a abrir sus puertas. Aunque de momento las obras han concluido, el Ayuntamiento tiene intención de acometer otra nueva fase en cuanto termine el verano para la mejora de la zona de la cafetería y de los aseos y vestuarios que es lo que ha quedado pendiente.

Dos piscinas cercanas a Salamanca que han renovado su imagen

En el caso de la piscina municipal de Terradillos, ubicada en la urbanización El Encinar, su puesta en funcionamiento se llevó a cabo el sábado por la tarde con una jornada de puertas abiertas tras la reforma que se ha prolongado durante muchos meses. Los vecinos vuelven a tener a su disposición el recinto de baño que el pasado verano estuvo cerrado debido a las obras que se estaban llevando a cabo en el mismo y que han supuesto la renovación, entre otras cosas, de la piscina de chapoteo, la profundidad del vaso de baño de los adultos y la zona de la depuradoras. Una de las intervenciones que más notan los usuarios es la realizada en el vaso de la piscina grande, que tenía una profundidad de tres metros y veinte centímetros y que se ha dejado en 2 metros en el punto más hondo y 1 metro en la zona que menos cubre. También hay nuevos rebosaderos, canalizaciones de agua e instalaciones técnicas. Las mejoras llevadas a cabo desde que concluyera la temporada de baño de 2017 han rondado una inversión de 300.000 euros. El recinto, que cuenta con casi 8.000 metros cuadrados de superficie, cuenta también con una zona de graderío en la que se ha previsto desde el Consistorio llevar a cabo nuevas actuaciones en el futuro.