06 diciembre 2019
  • Hola

Y después de Franco ¿qué?

25 oct 2019 / 03:00 H.
César Lumbreras
La trastienda

De todas las fotos que he visto de lo sucedido ayer con los restos de Franco me quedó con una, que probablemente figure entre las que han pasado más desapercibidas. Es esa en la que varios operarios están introduciendo el féretro en un helicóptero y justo encima de la puerta hay tres palabras “Reino de España” y una bandera pintada. Y es que, tras la Guerra Civil, España fue un Reino, porque Franco así lo quiso y se encargó de que las Cortes franquistas, en las que había muchos procuradores reacios, tragasen con su propuesta. Luego, después, una vez que el Reino de España ya estaba ahí, los españoles lo incluimos también en la Constitución de 1978, que fue ratificada en referéndum por una abrumadora mayoría. Me gusta la historia y lo que acabo de contar son hechos históricos, que no se pueden negar. Como tampoco se puede negar que Felipe González era el presidente del Gobierno cuando España ingresó en la Comunidad Económica Europea (CEE) o que José María Aznar ocupaba La Moncloa cuando nuestro país se subió al carro del euro o que siendo presidente del Gobierno el socialista Pedro Sánchez salieron los restos de Franco del Valle de los Caídos y terminaron en el cementerio de Mingorrubio, a muy pocos metros del Pardo.

Recuerdo todo lo anterior para alertar sobre las tentaciones que están teniendo muchos durante los últimos tiempos de reescribir la historia, tanto la lejana como la reciente, la de toda España o de alguna Comunidad Autónoma como Cataluña. Ya va siendo hora de dejar la historia en manos de los historiadores y también de cesar en el empeño de utilizarla como arma arrojadiza entre unos y otros. Franco ya está enterrado ahí, al lado del lugar desde el que ejerció su poder dictatorial. Y ahora toca plantearse una pregunta que también nos hacíamos la mayoría de españoles en los años cercanos a su muerte: “ y después de Franco, ¿qué?”. Traída a los tiempos actuales podría plantearse así: “Una vez que el asunto de los restos de Franco ha pasado, ¿qué es lo que se sacarán de la manga Pedro Sánchez e Iván Redondo para tenernos entretenidos y movilizar a los suyos?” Quizás hasta terminen ocupándose, si es que vuelven a gobernar tras las próximas elecciones, de la reforma de las pensiones, de la situación económica por la que atravesamos y que, según todos los indicadores, va a empeorar, del problema regional o autonómico, de la sanidad, de la educación, de la política de aguas, incluso del cambio climático, asunto tan querido por “los sanchistas”. Aunque también cabe la posibilidad de que se inventen “otra distracción” relacionada con la forma del Estado: ¿debe seguir siendo España un Reino? La operación puede estar en marcha.