Borrar

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el Catastro de Ensenada se nos habla de las de José Narciso Álvarez, Félix García, Manuel Moreno, Alejandro Méndez, José Juanes y otros y de las muchas que son propiedad de la Iglesia y de Instituciones benéficas y que se encuentran arrendadas. Corral de San Marcos de la Real Capilla, junto con Santa Eulalia, parroquias de Sancti Spíritus, de San Cristóbal, de San Román propia de la Universidad, de San Pablo y Puerta del Río propias del Cabildo, de San Blas propia de la Ciudad, del Pozo del Campo propia de la Memoria de Pablo Vidal, de la calle de la Cruz Verde propia del Hospital General, de la calle de la Luna del Infante Cardenal, de la calle de Cabrera del conde de Grajal y de los Corrales de Monrroy de Joaquín de Cueto

Vicente Espino en 1870 deja su oficio de diamantista y abre una tahona en San Justo 33, que pasa a su viuda Encarnación Iglesias, quien en 1900 la pone en traspaso o venta. Son los padres del eminente músico Gabriel Espino.

En 1888 ya existe la panadería mecánica de San Bernardo del señor Solís; en 1892 se arrienda y traspasa la de la Viuda de Felipe Peramato, en Afueras de san Bernardo, 9 y en 1897 funciona la de Anacleto Bretón, primo del músico, en la calle de san Justo. Antes de 1909 la pequeña tahona de “El Moro”, que anteriormente poseyó “El Fuma”, en la Ronda de Sancti Spíritus, 15, la toma en traspaso Patricio Hernández y cuenta con 15 obreros en 1928, entre ellos sus hijos Lorenzo, Tomás y Salvador. Tuvo sucursales para el despacho de pan en la Plaza del Mercado, en el propio Mercado Central y en las calles de san Justo, Prior, Puerta de Toro y en la calle de la Rúa en la manzana que la separaba del Corrillo, derruida en 1944. Trasladó el despacho a la Casa de las Conchas por el lado de la Rúa.

“El Capricho” de Antonio Santos en Cárcel, 14, tiene como sucursales: “La espiga de oro”, puesto 109 del Mercado Central, “La Flor de trigo” en Rúa, 47 y “La Margarita” en san Pablo 49.

“El Carmelo” en la carretera de Ledesma, 44 (cerca de la Bombilla) y “La Espiga de oro”, en Crespo Rascón, 11, son propiedad de Feliciano Gómez, que ha llegado con el oficio aprendido en diversas capitales y en Madrid. Fabrica el pan de Viena al estilo madrileño y tiene la exclusiva del pan de plátano San Isidro y el pan bombón. Su encargado y discípulo es Antonio Fernández y cuenta con sucursales en los puestos 2 y 9 del Mercado Central y Zamora, 41.

Sirve al Hospital Nuevo, Gran Hotel, Esclavas del Rollo, Salesas Reales, Hijas de María Inmaculada, Padres Jesuitas, Obispado, Hospicio y los restaurantes de la Viuda de Fraile, La Vasca, Novelty, Torres, Las Torres y la Granja Dorée. En “La Espiga de Oro” hornea su repostería la confitería “Las Conchas” de Zamora, 59.

Ángel Martín Huerta fallece en 1942 y continúa con el negocio su hijo Jesús. Luis Nieto González, nacido en Miranda del Castañar en 1905, tiene una tahona en Marquesa de Almarza, 1 y al morir Emilio García Villa, alias “Revive”, sus hijos y herederos Pedro, Josefa, María del Carmen, Romana y Elisa, venden a Luis Nieto el café “Las Torres” de la Plaza Mayor, el 18/03/1944. Fallece el 07/09/ 1969.

La tahona de Pedro Cojos 14 se vende o arrienda en 1892. En 1951, siendo propiedad de Pedro Sánchez y antes de su madre Victoriana Pugazos, es adquirida por Ambrosio González, quien procede en 1957 a traspasarla al “Macoterano”.

Existieron en el primer cuarto del siglo XX las siguientes tahonas: Fernando Sainz Pardo en San Bernardo, que tuvo sucursales en la Rúa y Zamora; José Cenizo en la barriada de los Caídos; “San José” de Cándido Gutiérrez; Rosa Mangas, Francisco Rodríguez García, Juan Antonio Bermejo, Miguel Vicente Fraile, Francisco García, Fabriciano Giraldo, Juan Jiménez, Víctor González, Manuel Arenales, Vicente López y Hermano, José Marcos, Ángel Martín Hernando, Lorenzo Mesonero Vicente, Alberto Pérez, Zacarías Portero García, Ramón Rodríguez, José Samaniego y la Viuda e Hijos de S. Varas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios