05 diciembre 2019
  • Hola

Reflexión o Refracción

27 abr 2019 / 03:00 H.
María Eugenia Bueno Pastor
Con ojos de mujer

Para la Física la luz se encuentra sometida, como cualquier otra onda, a los fenómenos de reflexión y refracción. Cuando un rayo de luz se propaga en un medio transparente y llega a una superficie de separación con otro, también transparente, una parte sigue propagándose en el mismo medio, es decir, se refleja. La refracción se da cuando la luz invisible atraviesa un material transparente, cambia de dirección y pasa de manera oblicua entre dos medios con diferente índice de refracción. En la reflexión la luz viaja en un mismo medio. En la refracción, la luz viaja de un medio a otro.

Fuera de la Física, el diccionario de la Real Academia Española (RAE) menciona otros significados más de la palabra reflexión, que proviene del término latino reflexio. En la Filosofía, la reflexión es una actividad que se lleva a cabo para tener consideración de algo, meditando y pensando al respecto.

Este ojo observa que todos estos principios enumerados con anterioridad, deben tenerse en cuenta en un día como hoy. Mañana tenemos una cita muy importante con “nuestra reflexión” y espero que no la tengamos con nuestra “refracción” y que al final el “concepto filosófico” prevalezca. De todos es sabida mi inclinación natural al humanismo, pero sin olvidar jamás a la ciencia, ya que sus leyes siempre están por encima de los pensamientos humanos. Tengo la sensación de que mañana será un día de vital trascendencia, no sólo para los que se suman a las urnas por primera vez en su vida, sino para todos los que desde la época democrática nos sumamos al voto en las urnas. Si antaño nos jugábamos un futuro en democracia e igualdad, no crean ustedes que ahora estamos en otro momento distinto. La diferencia está en que entonces había unos objetivos comunes a alcanzar que nos unían a todos, pero que hoy se dispersan, se diluyen y lo peor de todo, se alejan de un panorama equilibrado, justo y transparente.

Hoy buscar la luz para nuestras decisiones no va a ser fácil, pues esa luz no pasa por medios cristalinos, ya que desgraciadamente hay demasiadas zonas opacas. Ello puede dar como resultado un efecto totalmente contrario al que deseamos la inmensa mayoría de los votantes. No cabe duda de que los procesos históricos son el reflejo exacto de los dolores, necesidades y sueños de los individuos, pero a balón pasado muchas veces nos preguntamos cómo no fueron capaces de ver hacia dónde les llevaban decisiones que terminaron siendo dolorosas. Otros, por el contrario, piensan que cuanto acontece en la Historia es necesario para evolucionar, cambiar y avanzar.

Sea como fuere, lo que no cabe duda es que mañana, supondrá un punto de inflexión en la Historia moderna de España y que los resultados que obtengamos serán los que marquen el rumbo del País los próximos cuatro años que, por desgracia, no se perfilan nada fáciles gane quien gane.