08 agosto 2020
  • Hola

Mitos y leyendas

31 jul 2020 / 03:00 H.

    De pequeños pensábamos y nos creíamos que un ratón era capaz de llevarse el diente que se nos había caído, y dejarnos un regalo a cambio (¿eso podría ser tráfico ilegal de órganos?), también pensábamos que un gordo vestido de rojo se colaba por la chimenea de casa (¿eso es allanamiento de morada?), que había camellos que volaban en Navidad (algunos sí que vuelan, pero para cruzar el Estrecho), que si eras malo podía venir el hombre del saco (los Reyes Magos llevan sacos... ¿Será que el resto del año se dedican a castigar a los niños y lo del seis de enero es para compensar?), vamos que vivíamos en nuestro mundo del país de piruleta, y nos la colaban cómo y cuándo querían. Pues nos sigue pasando, nos la siguen colando, no hemos crecido mucho y mejorado menos.

    Y es que echar la culpa a algo o alguien que está por encima de nosotros es muy cómodo, llámalo Karma, llámalo destino o llámalo comité de expertos, pero ¡ay! Cuando nos damos cuenta de que todo eso era falso, nos sentimos engañados y con la ilusión por los suelos. Pobres de nosotros. Porque el famoso comité de expertos parece que lo formaban Illa (maravilla), Simón (don), el Presi, el “Coletas” y, si era necesario, podían consultar hasta con el camarero del bar del Congreso. Todos expertos en la materia, salvando la excepción de Simón que al final se ha ido cubriendo él solo de gloria con declaraciones tan celebradas como que solo iban a ser unos pocos casos en España, o ahora diciendo que mejor que no vengan los turistas, si total, todos sabemos lo fácil que es vivir del aire (ironía).

    Al final resulta que cuando nos vendían (humo) aquello de que lo había decidido el comité de expertos, tenía la misma validez que cuando de pequeños nuestra madre nos decía aquello de “me lo ha dicho un pajarito”. Vale que si el que opinaba era Iglesias, más bien sería me lo ha dicho un pajarraco, pero esa es otra historia.

    Al final, otra vez, Pedrito nos la ha vuelto a colar, como cuando dijo que no pactaría con Bildu, o que no podía dormir tranquilo con los podemitas en el Gobierno o... Sigue sumando que vamos para bingo, pero como dirían los Celtas Cortos, tranquilo majete en tu sillón. España, qué país.