07 diciembre 2022
  • Hola

La ministra

22 nov 2022 / 03:00 H.

    Cuando hace unos meses, la ministra de Igualdad, Irene Montero, se pronunciaba sobre el hito histórico que para la violencia de género suponían, según ella, las declaraciones envueltas en lágrimas de Rocío Carrasco en una docuserie de Telecinco, dando más veracidad y trascendencia a lo ventilado en un programa de telebasura que a lo decidido en un juzgado tras la celebración del correspondiente juicio, ya dejó clarísimo qué tipo de persona teníamos ocupando uno de los Ministerios del Gobierno.

    Es decir, no solo supimos que a su juicio, María Patiño, Kiko Hernández, Lydia Lozano, Belén Esteban y toda esa ilustrísima tropa que integra el alto y dignísimo tribunal que es “Sálvame de Luxe”, le ofrecían más garantías jurídicas, sabiduría y competencia que toda la plantilla de agentes judiciales, fiscales, abogados o jueces adscritos a nuestros juzgados y audiencias, sino que lamentablemente al frente de todo un Ministerio teníamos a una persona que no tenía ni la más remota idea de lo que es un ordenamiento jurídico y en qué consiste eso que se llama estado de derecho en el que se basa cualquier sistema democrático.

    No resulta, por tanto, tan extraño que ahora la Excelentísima Señora vuelva a las andadas, insistiendo en su absoluta falta de incompetencia para un cargo al que todos sabemos que llegó por la misma vía que en su día alcanzó la alcaldía de Madrid aquella dama que tan bien promocionaba el relaxing cup of café con leche.

    Según esta mente privilegiada, si la llamada Ley del “Sí es sí”, en la que ella y su equipo basan su gran contribución a la causa del feminismo y la violencia de género, está resultando todo un fisco especialmente celebrado por algunos delincuentes sexuales, es tan solo culpa de nuestros jueces que además de ser muy machistas nunca aprendieron a interpretar las leyes como se debe, por mucho que ella se haya esforzado en redactarlas.

    Esperemos que nuestra preparadísima ministra se quede ahí y no vaya un poco más lejos. Pero yo no descartaría que cualquier día nos desayunemos con un tuit en el que nos advierte que a su juicio lo ideal sería que los artículos más intrincados y delicados de la Ley del “Sí es sí”, solo deberían ser dirimidos en el “Sálvame de Luxe” con Jorge Javier Vázquez como juez principal y los hermanos Matamoros ejerciendo de diligentes fiscales.

    Recupera variable LOGO:
    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

    https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png