08 agosto 2020
  • Hola

Dos peluqueras no contagiaron a casi 150 clientes gracias a la mascarilla

Las trabajadoras estadounidenses entre sus primeros síntomas y la confirmación del positivo por coronavirus atendieron a casi 150 personas en su salón de belleza

21 jul 2020 / 18:53 H.

Dos peluqueras han evitado un contagio masivo en su centro de peluquería en Springfield (Missouri, Estados Unidos) gracias al uso de la mascarilla. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC), centro de referencia de la Salud Pública del País, ha publicado lo sucedido en uno de los negocios de la citada ciudad, comprobando, de este modo, la efectividad que tiene el uso de la mascarilla.

El pasado mes de mayo, según aparece recogido en el estudio del CDC, una de las trabajadoras del centro de belleza comenzó a desarrollar síntomas compatibles con el coronavirus. Esta peluquera continuó trabajando durante ocho días con estos síntomas hasta que arrojó resultados positivos en la prueba del Covid-19 que le realizaron. Su compañera de trabajo comenzó a desarrollar también los mismos síntomas mientras continuaban atendiendo a clientes; finalmente también dio positivo en coronavirus. Ambas, al confirmarse la enfermedad dejaron temporalmente su trabajo.

En el salón, desde que comenzaron a desarrollar los síntomas hasta que se confirmó su positivo atendieron a 139 clientes pero lo hicieron cumpliendo las medidas higiénico sanitarias mediante la utilización de mascarilla, tanto para las trabajadoras como para los clientes. Sin embargo, las dos estilistas no siempre tuvieron puesta la mascarilla en ausencia de clientes durante los días en los que la primera ya tenía síntomas.

Siguiendo los protocolos, el Departamento de Salud de la ciudad contactó con todos los clientes para que guardaran la cuarentena en sus domicilios: ninguno manifestó síntomas de haber contraído el Covid-19. Casi la mitad de estas personas que habían estado expuestas, 67, se realizaron la prueba PCR y todas arrojaron resultados negativos. Un mes después del contacto inicial, el mismo departamento volvió a preguntarles: entre los 104 que respondieron tampoco había indicios de contagio. En cambio, varios contactos directos de las trabajadoras con los que convive si se contagiaron. Todos los clientes que acudieron al salón de belleza lo hicieron con la nariz y la boca tapadas, mayoritariamente con mascarillas de tela o quirúrgicas.

PALABRAS CLAVE