18 mayo 2019
  • Hola

La Purísima, abarrotada en la bendición de Jesús Despojado

Tras el acto, la imagen fue trasladada hasta la parroquia de San Benito

12 feb 2012 / 17:24 H.

    "Por fin os llegó el día". El vicario general de la Diócesis de Salamanca, Florentino Gutiérrez, felicitaba así a los cofrades de la Hermandad de Jesús Despojado tras realizar este sábado la solemne bendición en la parroquia de la Purísima. No es para menos. Cuatro años ha esperado la cofradía para vivir este momento que culminará el 1 de abril con su salida penitencial el Domingo de Ramos. "Marcos 1 40-45". Versículos que serán difícil de olvidar para los cerca de 200 hermanos que componen la cofradía.

    La Purísima registró un lleno de más de un millar de personas, expectantes por ver la talla del imaginero cordobés, Francisco Romero Zafra. La curiosidad por ver la imagen no fue valdía. La expresividad del rostro, el cuidado de la policromía y la mirada fueron los detalles que más llamaron la atención para lo que ya constituye una joya de la Semana Santa.

    Tras realizar la bendición y una cuidada celebración eminentemente diocesana, la imagen de Nuestro Padre Jesús Despojado pisaría por primera vez las calles salmantinas. Lo hizo con el Himno Nacional, a cargo de la Agrupación Musical OJE, seguido de la marcha "A la gloria" con la que salió en procesión en una parihuela dispuesta para la ocasión sobre los hombros de una veintena de hermanos. Esta instantánea será inusual, ya que en Semana Santa será la primera cofradía penitencial que opte por la carga a costal. Una tremenda ovación sucedió a la salida tras el dintel por el que inició un pequeño recorrido con paradas en la iglesia de la Vera Cruz, junto a la estatua de Unamuno y San Benito donde este domingo estará expuesto en un solemne besamanos, de manera ininterrumpida de 12:00 a 21:00 horas.