21 marzo 2019
  • Hola

Un mordisco en la nariz desencadenó la bronca entre indigentes que acabó a pedrada limpia

La agresión se registró en diciembre en la avenida Reyes de España . "Anda que te he dejado guapo" le dijo uno a otro al día siguiente de morderle, tras lo que el otro cogió una piedra de la calle y le golpeó en repetidas ocasiones.

03 ene 2019 / 13:26 H.

Un fuerte mordisco en la nariz desencadenó la bronca entre indigentes que el pasado mes de diciembre acabó a pedrada limpia. Uno de los implicados, un viejo conocido policial de 38 años y con 16 antecedentes, fue detenido por la Policía Nacional como consecuencia de los hechos registrados en la avenida Reyes Católicos. Según manifestó al juez de guardia, lo hizo porque la madrugada anterior el otro le había dado un mordisco en la nariz y le había dejado la cara hecha un cromo, no contento con ello, alegó en su defensa, cuando a la tarde siguiente se lo encontró por la calle, le espetó: "Anda, que te he dejado guapo". Su reacción fue inmediata de manera que cogió una piedra y comenzó a golpearle..

Según se informó entonces, ambos se conocían del Espacio Abierto de Cáritas y ya habían protagonizado altercados anteriores. Los agentes acudieron a mediados del pasado mes de diciembre a la avenida Reyes de España, al recibirse requerimiento telefónico de testigos que comunicaban que habían visto como un hombre agredía a otro. A su llegada, los agentes vieron a un varón que sangraba por la cabeza y el rostro, y que tenía varios chichones, por lo que se le trasladó al Hospital.

Según manifestó entonces la víctima, otro varón le había agredido en presencia de varios testigos, que facilitaron la descripción a los agentes, lo que posibilitó su localización en la iglesia del Arrabal, donde se ubica el Espacio Abierto. El arrestado reconoció su autoría, pero justificó la agresión en que la víctima le había agredido a él esa misma madrugada.

Las citadas fuentes señalan que en sus manifestaciones ante el juez de guardia, el detenido explicó que la agresión había consistido en un fuerte mordisco en la nariz, de manera que había quedado con la cara hecha un cromo. Cuando a la tarde siguientes se encontró al agresor, señaló, éste le dijo: "Anda, que te he dejado guapo". Ante ello, su reacción fue coger la piedra y golpearle repetidamente.

Tras sus manifestaciones, el detenido fue puesto en libertad aunque con cargos por un presunto delito de lesiones.



La reducción de velocidad a 90km/h en carreteras convencionales entrará en vigor el 29 de enero

Melendi vuelve a Salamanca con su nueva gira "Mi cubo de Rubik"

Salamanca cierra 2018 con casi 2.500 parados menos que hace un año