20 marzo 2019
  • Hola

El material quirúrgico del futuro

Tras el buen funcionamiento de la realidad virtual en la Facultad de Medicina, Salamanca puede incorporar el próximo año la realidad aumentada: 'Tú operas en quirófano y yo te oriento desde casa'

23 dic 2018 / 04:45 H.

Los alumnos de la Facultad de Medicina de Salamanca son de los primeros de España que pueden experimentar la sensación de verse en un quirófano, delante de un paciente sedado y empezar a intervenir su cráneo o sus pulmones, pero sin ningún riesgo. Se trata de la ‘educación inmersiva’ o, dicho de otro modo, la aplicación de la realidad virtual en las aulas.

“La Universidad de Salamanca cuenta con una plataforma virtual en la que se van introduciendo píldoras formativas, o lecciones”, explica el CEO de la empresa que desarrolla este software. “De momento solo la usan en Medicina y pueden entrenar todo tipo de cirugías, entrar en un cráneo o conocer la secuencia de los pasos a seguir en cada intervención”, añade.

A las gafas de realidad virtual se le suman unos guantes con sensores en los dedos o en las palmas para hacer la experiencia más realista: transfieren al sistema el movimiento que se haga con las manos y, al revés, hacen que las manos sientan como si estuvieran tocando un objeto.

“Los quirófanos que se ven dentro de esta realidad virtual son también de Salamanca. Se han grabado en el Clínico, en la Universidad y en la Santísima Trinidad”, apuntan desde ARSoft.

El gran reto de cara al próximo año es dar el salto de la realidad virtual a la realidad aumentada. Una notable diferencia.

“La realidad aumentada se usa mucho en la industria. Por ejemplo, un técnico tiene que trasladarse para revisar una avería y lo que él está viendo con las gafas le llega también a un experto —como una cámara—, pero lo más importante es que el especialista puede enviar información al técnico a través de la gafas. Puede enviarle un mapa de cuál es el cable que debe manipular o hacer que se ilumine el botón que debe pulsar, etc”, detallan.

Lea el artículo completo en la edición impresa de LA GACETA en Orbyt y Kiosko y más