20 abril 2019
  • Hola

Brote alérgico en pleno invierno en Salamanca por el polen de las cupresáceas

Estos árboles, de la familia del ciprés, polinizan ahora y están causando estragos en la provincia | Los síntomas duran una semana y se confunden a veces con un resfriado

12 feb 2019 / 08:51 H.

El polen de las cupresáceas arizónicas —familia del ciprés— ha provocado que cientos de salmantinos sufran desde hace varios días un pronunciado brote alérgico en pleno mes de febrero que ha pillado por sorpresa a los menos habituados.

Aunque algunos pacientes lo han confundido con el resfriado —coinciden los síntomas de los estornudos y congestión nasal— desde el Complejo Asistencial de Salamanca se confirma que, en efecto, ya existe en la provincia un primer brote de alergia al polen, y que tampoco es inusual que estas molestias comiencen cuando apenas acaba de empezar febrero.

"A lo largo de esta época del año suelen polinizar algunas especies de árboles. Las cupresáceas arizónicas lo hacen antes de lo que pensamos y dan síntomas fuera de la primavera. De hecho hasta en enero se pueden empezar a dar casos en personas sensibilizadas a este polen", explica la doctora Milagros Lázaro, alergóloga del Hospital y presidenta del comité de alergia cutánea, en la Sociedad Española de Alergia.

Salamanca es una provincia con nutrida presencia de cipreses y la aparición de este polen "es variable en función del año" porque algunas veces "aparece de forma abrupta y en otras ocasiones es más espaciado, pero siempre vemos en algún momento del año que hay gente que lo pasa mal".

Los especialistas tranquilizan a los alérgicos porque "lo normal es que los síntomas remitan"... hasta que llegue lo realmente duro: "La polinización de la cupresácea no se va a mantener hasta que empiecen las gramíneas y el olivo en mayo. Los síntomas actuales pueden durar durante una semana y luego disminuyen hasta que llegue el segundo pico fuerte, que suele ser entre mayo y junio", avanza la doctora Lázaro.

Aunque la previsión es que las molestias propias de la alergia vayan remitiendo en los próximos días —el pico no va a durar de forma ininterrumpida hasta la primavera—, la recomendación de los alergólogos es no esperar a que pase, y empezar a tratarse hasta que esos síntomas desaparezcan: "Hay que realizar un tratamiento sintomático. Lo que aconsejamos es utilizar los antihistamínicos o los corticoides intranasales, en función de lo que cada paciente tenga prescrito para su caso. Al ser sintomático, si disminuyen las molestias se podría bajar el tratamiento".