21 julio 2019
  • Hola

La ‘influencer’ de moda salmantina que dejó la banca privada

Raquel López es un referente de la moda en Instagram, red social en la que casi 100.000 seguidores

16 jun 2019 / 14:08 H.

Raquel López, mujer cosmopolita y con un sexto sentido para la moda y la belleza, dio un giro radical a su vida en el momento justo. Afincada en Barcelona con familia materna salmantina, cambió su trabajo monótono en banca privada, donde llevaba 12 años, y tras realizar un módulo de asesoría de imagen y personal shopper durante dos años comenzó a colaborar con Piluka de Echegaray, asesora de imagen en los Goya. Hace 7 años nadie sabía lo que era ser una “influencer”, algo que se empezaba a ver por primera vez en Italia o Estados Unidos con modelos como Chiara Ferragni. Raquel (@RakBcn28) empezaba por entonces a salir a los primeros eventos con Dulceida (Aida Domenech) por Barcelona y eran felices cuando recibían un pintalabios de regalo y lo contaban en sus blogs, revela. Gala González, Lovely Pepa comenzaban por entonces con sus páginas web de moda y posados de principiantes con marcas asequibles.

La ‘influencer’ de moda salmantina que dejó la banca privada

Hace cuatro años que se instaló con su marido y sus dos hijas en Salamanca. Un cambio radical en su vida donde aprovechó para abrir su canal de Youtube sobre moda, belleza y hogar. Ser una de las primeras en redes sociales le ha valido acumular casi 97.000 seguidores en Instagram y 17.500 suscriptores en Youtube. Se ha convertido en una cotizada “influencer” que hace campañas de publicidad para Roventa, Mahou, Victoria, NH Hoteles, Pantene... Un trabajo al que dedica 5 horas al día de lunes a viernes y que no le deja desconectar, y que además compagina con su labor como personal shopper con clientes de Madrid y Barcelona. Los días de “agobio” pide consejo y apoyo a amigas ‘influencers’ como Vanessa Basanta de “Los mundos de Nico”.

La ‘influencer’ de moda salmantina que dejó la banca privada

Reconoce que se puede vivir de este trabajo pero hay que estar profesionalizado a la hora de elaborar las campañas, los vídeos, contestar cada uno de los comentarios de tus seguidores y elaborar los informes de la repercusión de cada colaboración. “La publicidad ha cambiado y lo tenemos que admitir. Las marcas destinan el dinero al marketing digital porque funciona. Nos critican porque cobramos, pero dedicamos nuestro tiempo a elaborar estos “anuncios” de publicidad en forma de stories, fotografías o vídeos. Yo sólo acepto campañas de productos afines a mí. Está bien pagado pero somos autónomos y hay meses mejores y otros peores”, explica esta madre de 41 años que muestra su día a día y vida real, con mundanza y construcción de nueva casa incluida, en sus ‘stories’ de Instagram y acumula cientos de miles de visualizaciones en vídeos de Youtube de prendas de ropa y productos de belleza. “Yo ya estoy curtida y las críticas no me afectan pero conozco niñas jóvenes con ansiedad y depresión por ello. Hay muchas envidias en la nueva generación de ‘influencers’ y algunas te miran por encima del hombro”, explica Raquel, que hace balance positivo de su cambio de vida.

PALABRAS CLAVE