25 junio 2019
  • Hola

El joven salmantino que triunfa en televisión y en las redes sociales

Álvaro Mel, actor y modelo, exalumno de Maristas, has estrenado la segunda temporada de la serie “La otra mirada” de La1

06 jun 2019 / 09:22 H.

Era un joven anónimo que dejó aparcada su carrera de Arquitectura cuando sus facciones de modelo y naturalidad le comenzaron a granjear seguidores en Instagram. Tal fue su éxito que ahora acumula 1,2 millones de seguidores en esta red social, por encima de reconocidos actores, músicos o modelos. Álvaro García Sierra (Álvaro Mel), es el salmantino, exalumno del colegio Maristas, que se ha convertido en uno de los “influencers” más seguidos en España y que también, casi por casualidad, ha dado el salto a la televisión como actor. El año pasado debutó con éxito en la serie “La otra mirada” de La1 interpretando con un logrado acento andaluz a Tomás Peralta junto a actrices como Macarena García o Cecilia Freire. Hace sólo una semana acaba de estrenar la segunda temporada de esta serie ambientada en una academia para señoritas en la Sevilla de los años 20. Mel revalida papel en esta serie de “prime time”, donde comenzó tras ser seleccionado a través de unos castings. Una coach o profesora se ha encargado de ampliar su formación en interpretación donde ha demostrado que tiene tablas, pese los nervios y miedos de las primeras semanas. Ahora ya trabaja seguro delante de las cámaras, donde está implicado con profesionalidad y responsabilidad, asegura.

El salmantino interpreta al pequeño de los hermanos Peralta, el más sensible y con más sentido de la moralidad. Temas sociales que buscan un paralelismo con la realidad actual son el sello personal de esta serie que en su segunda temporada mantendrá su esencia.

Álvaro Mel compagina los rodajes como actor con las campañas y eventos de marcas internacionales de las que es imagen en redes sociales como Diesel (recientemente ha estado en París con las fragancias de la marca), Springfield o Pull & Bear. Apasionado del surf y los viajes, en su Instagram alterna fotografías profesionales con otras más cercanas en las que se muestra tal y como es. Pese al éxito fulgurante, el joven salmantino siempre se muestra con los pies en la tierra.

“Ser actor es una oportunidad increíble y me he dado cuenta de que me encanta”

¿Qué supone para ti afrontar una segunda temporada de ‘La Otra Mirada’?

Pues un gran paso. Al final, después de haber probado algo que me ha gustado tanto como es el tema de actuar, siempre está bien afianzarlo y no quedarse en un sólo proyecto o en una sola temporada.

¿Qué se puede contar de tu personaje Tomás Peralta y sus peripecias en la nueva temporada?

Tomás está dispuesto a volver a Sevilla con todo lo que ello conlleva: volver a ver a su familia por las calles, volver a la academia y lo más importante; afrontar que se ha equivocado con Flavia e intentar recuperar la vida que tenían juntos (porque recordemos que al final de la primera temporada Tomás decide por ella y la deja tirada en Sevilla creyendo que es lo mejor para ella y su vida estudiantil y profesional).

¿Qué ha supuesto para ti participar en esta serie?

Que me dé cuenta de lo bonito que es meterte en la piel de alguien con semejanzas y diferencias a ti y saber llevártelo al terreno más orgánico posible. Ha supuesto una oportunidad increíble, ya que ni de lejos veía a mi alcance el hecho de actuar algún día. Y no sólo eso, sino también, darme cuenta de que me encanta.

¿Qué has aprendido?

He aprendido, como espero que lo hagan los espectadores, mucho sobre el feminismo, sobre el racismo, y sobre lo cerca que estamos muchas veces en el día a día de ese punto de vista tan retrógrado del s. XX hacia la mujer y hacia las minorías por parte de los hombres y de las mayorías privilegiadas.

¿Tienes nuevos proyectos?

He estado trabajando en proyectos con Playz, ahora se estrenará alguna serie más en la que hago de capitular y, nada, a probar, a aprender y a hacer castings. Respecto a tema redes sociales, trabajando más que nunca y cada vez más y más internacional. Mil gracias y un beso para mi abuela.

PALABRAS CLAVE