Borrar
Rodrygo celebra su segundo gol al Sevilla. @REALMADRID
Rodrygo tira del carro en Sevilla

Rodrygo tira del carro en Sevilla

Dos goles del brasileño dan la victoria del Real Madrid en el Sánchez Pizjuán. Los blancos dieron la vuelta al gol inicial de Rafa Mir. Acuña fue expulsado en los últimos minutos de partido.

Sábado, 27 de mayo 2023, 21:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Sevilla

Sevilla

Rafa Mir (3')

1

-

2

Real Madrid

Real Madrid

Rodrygo (29', 69')

Con un Rodrygo estelar el Real Madrid se impuso al Sevilla en la penúltima jornada de Liga. Al igual que contra el Rayo, el brasileño se erigió como el referente del equipo madridista para sumar tres puntos que le permiten seguir en la segunda posición de la clasificación. El '21' anotó dos golazos que valieron la victoria: uno de falta y otro tras una contra perfecta.

El Real Madrid salió sin la intensidad mínima que exige un partido profesional por muy poco que te estés jugando. Y es que la motivación de ser segundos en la Liga no es suficiente para una plantilla acostumbrada a ganar títulos. Tampoco es que el partido fuese una gran prioridad para un Sevilla que, más allá de pensar en sus opciones de alcanzar la séptima plaza, tiene la cabeza en la gran final de la Europa League que además le puede dar un pasaporte para jugar la Champions.

El primer acercamiento del Sevilla a la portería de Courtois fue suficiente para abrir el marcador. Un ataque por el flanco izquierdo sirvió para ganar la espalda a Lucas Vázquez. El disparo de Bryan Gil rebotó en Militao y el balón cayó en los pies de Rafa Mir que envió el balón a la escuadra con un gran disparo. No le servirá para ser titular ante la Roma, pero sí para ganar confianza de cara a sus opciones en la final.

Sin Vinicius ni Benzema, que se habían quedado en Madrid, los cinco centrocampistas por los que apostó Ancelotti comenzaron a hacerse con la posesión del balón buscando los desmarques de Rodrygo, único delantero, en la punta del ataque. El brasileño asumía la responsabilidad ofensiva y avisaba primero con disparo que se marchaba por poco. Pero a la segunda no perdonó.

Justo antes de llegar a la media hora de juego, Tchouaméni forzó una falta pintona en la frontal. Bono colocó la barrera imaginando que lanzaría un diestro. Y así fue. Sin embargo, en el momento del golpeo el portero marroquí del Sevilla dio un paso en falso a su derecha y se comió el disparo. Rodrygo chutó fuerte y seco al palo del portero para anotar el que era su octavo gol en el campeonato.

La segunda parte comenzaba casi igual que la primera. Con una internada de Acuña por banda izquierda que superaba a Lucas Vázquez y acababa en un remate de Rafa Mir que a punto estuvo de ser el segundo tanto hispalense.

Fueron las molestias de Fede Valverde las que obligaron a Ancelotti a mirar al banquillo. Camavinga entraba al campo y el dibujo se mantenía, así como la falta de ideas de un Real Madrid muy plano en el que los jugadores esperaban el balón al pie perezosos de hacer movimientos de ruptura que pudiesen sorprender a unos defensores sevillistas bien plantados.

Golazo y expulsión

Uno de los pocos atractivos del partido era ver a Álvaro Rodríguez, al que Ancelotti iba a premiar con 25 minutos sobre el césped del Pizjuán. El joven delantero uruguayo entraba por Mendy lo que enviaba a Camavinga al lateral y a Rodrygo al extremo zurdo. Mientras que el canterano apenas tuvo protagonismo en el encuentro, el brasileño aún tenía ganas de más y se inventó el que posiblemente será el gol de la jornada.

El Real Madrid recuperó el balón en una falta lateral a favor del Sevilla y ejecutó una contra perfecta. Rodrygo se asoció con Modric para salir directo hacia la portería de Bono. El '21' se plantó en la frontal, gambeteó en dos ocasiones a Montiel y envió el balón a la red con un toque sutil. Un golazo en toda regla.

El partido acabó con tensión después la expulsión de Acuña tras una fea entrada del argentino sobre Ceballos. El lateral se lanzó con los tacos por delante e impactó sobre el tobillo del jugador del Real Madrid. Pese a ser clara, los futbolistas del Sevilla protestaron la jugada que hizo acabar a los locales con uno menos. A partir de ese momento la grada del Pizjuán la tomó con un Ceballos que era pitado e insultado cada vez que tocaba el balón, siendo el protagonista de los últimos minutos de un choque en el que Rodrygo volvió a demostrar que sabe tirar del carro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios