18 septiembre 2019
  • Hola

Guerra Avenida-FEB: “El basket femenino debe ser tratado igual que el masculino”

El club responde a Jorge Garbajosa para luchar porque jugadoras, entrenadores y equipos sean reconocidos como profesionales

14 jun 2019 / 19:07 H.

La tensión entre el Perfumerías Avenida y la Federación Española de Baloncesto, ya existente, ha aumentado notablemente esta semana después de que el club salmantino presentara una enmienda en la Asamblea, con el apoyo del Al-Qázeres, para que el baloncesto femenino sea reconocido como profesional, propuesta que se tumbó. El lunes Jorge Recio y Carlos Méndez ya mostraron su malestar porque no se atienda una demandan que consideran justa y el nuevo capítulo se vivió ayer con un comunicado del Avenida para responder a las palabras de Jorge Garbajosa, que había calificado la propuesta charra como una “irresponsabilidad” o “surrealista”.

Es verdad que la Ley del Deporte actual no reconoce al baloncesto femenino como profesional -a pesar de que la Justicia sí que lo hizo unos meses en un litigio entre el Perfumerías Avenida y la FEB sobre la condición de Astou Ndour, dando la razón al club salmantino-, pero lo que pide precisamente la entidad presidida por Jorge Recio es que la Federación dé el paso para que el reconocimiento de profesionalidad para jugadoras, entrenadores y clubes llegue cuanto antes.

El Avenida defiende que las jugadoras son ya profesionales, mientras que la FEB indica que trabajan “para que la Liga Femenina sea profesional”.

Por eso, el club salmantino, reflejando un respeto hacia la FEB que no considera correspondido por la otra parte, considera que es necesario “tener las ideas claras y un criterio firme, sin doble rasero. Es momento de saber si se continuarán usando los argumentos de la no profesionalización, como ha realizado de forma expresa y reiterada en sede judicial la FEB, parapetándose en la modificación futura de leyes, o, por el contrario, existe una voluntad real e indubitable de reconocimiento e igualdad. Creemos pues, que es hora de decir alto y claro: las jugadoras, entrenadores y clubes son profesionales y como tal deberían ser tratados, en total igualdad con el baloncesto masculino”.

PALABRAS CLAVE