Borrar
Imagen del choque entre la Cultural y Unionistas. UNIONISTAS
Empate envuelto de polémica para Unionistas en el Reino de León (1-1)

Empate envuelto de polémica para Unionistas en el Reino de León (1-1)

El conjunto de Ponz firma tablas con la Cultural por un penalti que pareció no ser y que transformó Escudero. Etxaniz había adelantado de un soberbio testarazo a los blanquinegros

Domingo, 4 de febrero 2024, 18:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Cultural Leonesa

Cultural Leonesa

1

-

1

Unionistas

Unionistas

Córdoba Carbonero se hizo este domingo en el Reino de León un Rafa Guerrero, condenando a Unionistas al empate en el Reino de León. «Es penalti del jugador número 5», le chivó por el pinganillo a Sánchez Sánchez, colegiado de la contienda que se había quedado pensativo sobre qué hacer por las dudas que le había generado la jugada en cuestión; el árbitro extremeño nunca tuvo claro en la mano de quién había tocado el balón. El linier, que es verdad que estaba bien colocado y con una luz ideal para ver la acción con nitidez, confundió el brazo de Escudero, entiendo, con el de Erik Ruiz (si lo hace con la de Ramiro, que se llevó la amarilla, sería todavía más inexplicable), al que el balón le toca en el pecho y en la axila, señalando la pena y regalando, a renglón seguido, a la Cultural y Deportiva Leonesa las tablas en el marcador, pues Unionistas se había adelantado 8 minutos antes con un soberbio testarazo de Etxaniz. El propio Escudero fue el encargado de realizar el lanzamiento y de superar a Cacharrón con un lanzamiento extraordinario, pues lo ajustó lo suficiente al palo para que, pese a que el meta blanquinegro había acertado el lugar del disparo, no lo lograra detenerlo.

A partir de ahí, a Unionistas, que había tenido un arranque de partido sensacional dibujado con cinco defensas, tres centrocampistas y dos hombres en ataque, se hundió en torno a su área y se olvido de buscar la portería contraria, como sí hizo durante el arranque del encuentro; como en esa jugada que alumbró Héctor Nespral con dos chispazos formidables en la transición entre la defensa y el área de Bañuz, que dejaron solo a Álvaro Gómez para enviar el centro medido a la cabeza de Etxaniz. El delantero vasco giró el cuello de manera sensacional para superar a su marcador y batir al meta leonés de manera inapelable. Todo el mundo empezó a hacer cuentas de cuánto se distanciaba ya de del descenso, de a cuánto estaba el playoff… Hasta que en el minuto 39 la decisión del linier dinamitó el encuentro.

En la segunda mitad Unionistas solo supo defender. Y lo hizo bien. Especialmente un gigantesco Carlos Giménez que por dos veces evitó remates que tenían todos los visos para acabar en gol. Un total de diez córners llego a lanzar el conjunto cazurro; y siete remates sin encontrar palos dilapidó el equipo de Llona. Ni siquiera el triple cambio del minuto 64, que antecedió un cambio de dibujo (al 1-4-4-2), le dio fuste en ataque al conjunto de Ponz, que cerró el segundo periodo con un solo remate, que no encontró portería, de Etxaniz.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios