Borrar
Los jugadores del Ávila, en plena celebración.
El vestuario del Ávila, tras ganarle la partida al Salamanca: «Sentimos que se nos escapaba el liderato...»

El vestuario del Ávila, tras ganarle la partida al Salamanca: «Sentimos que se nos escapaba el liderato...»

Alberto Martín, delantero salmantino del conjunto ya de Segunda Federación, describe cómo ha vivido el periodo de 'caza y captura' de estos meses con el conjunto del Helmántico en una entrevista en plenas celebraciones con LA GACETA

Martes, 7 de mayo 2024, 10:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Entre la celebración desatada del pasado domingo en el Adolfo Suárez y la de este lunes, más formal, en la plaza del Mercado Chico, a Alberto Martín (Ciudad Rodrigo, 25 años) le ha pasado por encima la resaca emocional de todo lo vivido en esta Liga con el Real Ávila: de la contundente primera vuelta, a la persecución sin tregua hasta esta penúltima jornada del Salamanca en busca de lo que ya es suyo, el ascenso directo a Segunda Federación.

¿Ya ha asimilado que es jugador de Segunda Federación?

—Pues la verdad que sí, porque nos ha costado mucho trabajo, y porque tampoco era algo que tuviera como objetivo prioritario en mi carrera. Cuando empezamos a tener opciones reales es cuando empiezas a pensar un poco en esto; mis experiencias anteriores ya como sénior habían sido con el Ciudad Rodrigo y claro, estas cosas ni las piensas. Yo creo que por eso lo he vivido tan conscientemente.

¿Cómo ha vivido el camino, lo ha disfrutado o lo ha sufrido más?

—Sufrido, sobre todo esta última parte. En la primera mitad de la temporada sacamos unos números que nosotros ni esperábamos, a base de victoria tras victoria, que nos llevaron a tener 15 puntos de ventaja. A partir de ahí no es que nos relajáramos, es que el Salamanca empezó a sumar todo y la diferencia se empieza a recortar y... Aunque fríamente, la verdad que era un colchón muy grande.

2 Días con el «Bú»

La celebración del Real Ávila tuvo guiños a quien ha sido su rival por el primer puesto, como la camiseta con el cazafantasmas por el «bú» de la afición charra: «No sé de quién fue la idea, de repente aparecieron en el vestuarios. En la fuente también se recordó el famoso bú», recuerda.

¿Durante esa etapa de caza y captura cuánto llegaron a dudar, qué se hablaba en su vestuario?

—La verdad que en el vestuario no hablamos mucho de ello; no voy a negar que hubo algún comentario suelto. Es algo que hemos llevado más individualmente, y que todos hemos sabido digerir, porque quisieras o no por redes sociales todo te acababa llegando.

Incluido lo que se decía por Salamanca, ¿no?

—Mentalmente el Salamanca nos ha exigido mucho, la diferencia ves que se recorta y cuando se pusieron a dos puntos hubo un momento de desgaste mental. Todos sabemos lo que mueve el Salamanca, jugaron esa baza y creo que lo supimos gestionar bien; ahí está el resultado final.

¿Llegaron a pasar miedo? ¿Cuánto?

—Miedo no. Pero sí que en las semanas en las que estuvimos a dos puntos, vimos la realidad que, y era que se nos podía escapar, sobre todo porque veníamos de 15 puntos de margen.

¿La derrota del Salamanca en Tordesillas es el punto de inflexión de esta Liga?

—Para nosotros creo que no. Antes de que el Salamanca perdiera en Tordesillas nosotros ya llevábamos un par de partidos en el que recuperamos las buenas sensaciones de la primera vuelta y ahí supimos que el ascenso directo era nuestro, porque dependíamos de nosotros.

Acaba contrato, ¿jugará Alberto Martín en Segunda RFEF con el Ávila la próxima temporada?

—Si yo tengo que decidir eso ya te digo que sí. Al bloque entero a día de hoy nos gustaría quedarnos y disfrutar de lo conseguido, que es muy, muy importante para esta ciudad después de tantos años.

¿Y si le llama el Salamanca? Su nombre ha estado en la palestra...

—Es algo que no me he planteado. Ellos todavía tienen que hacer su camino, yo creo que de cara al playoff son favoritos. Mi primera opción es el Ávila.

Le ve como favorito en el playoff, ¿le ve ascendiendo?

—Sinceramente, sí. No sólo es favorito para la fase regional sino para todas las eliminatorias, si hacen las cosas bien lo tienen hecho, porque tienen muy buenos jugadores.

Una última pregunta del Salamanca, ¿su segundo gol en el Helmántico es el mejor de su carrera?

—Seguramente que sí, es un gol que significó mucho, en primer lugar, por el escenario, porque selló el triunfo frente al que ha sido nuestro rival directo y, finalmente, porque a partir de ahí todo el mundo nos empezó a tomar en serio.

Este es su segundo ascenso sénior, ¿con cuál se queda?

—Ostras qué pregunta. Los dos son especiales y distintos. El de Ciudad Rodrigo a Tercera fue con el equipo de mi ciudad, con jugadores con los que he crecido desde pequeño y eso vale oro; y este es a una categoría como Segunda Federación... Emocionalmente puede que el otro, deportivamente este.

Como está de vacaciones y el Ciudad Rodrigo se juega el domingo subir otra vez a Tercera, ¿irá a apoyarles?

—Tendremos que estar allí animándolos. Además, tienen una situación parecida a la nuestra, dependen de ellos mismos para subir y ojalá así sea.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios