Borrar
Jugadores celebran un gol de Alvarito OBES
El Salamanca UDS impone su ley en Tordesillas y da un paso de gigante hacia la final (0-2)

El Salamanca UDS impone su ley en Tordesillas y da un paso de gigante hacia la final (0-2)

El conjunto de Chiapas sale victorioso de Las Salinas, en un choque de menos a más, gracias a un Alvarito desatado. El '7' fue autor del primer gol blanquinegro y asistió a Espina en el segundo

Sábado, 1 de junio 2024, 19:55

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Atlético Tordesillas

Atlético Tordesillas

0

-

2

Salamanca UDS

Salamanca UDS

En el único lugar de la faz de la tierra en el que la gente debió vestir este domingo camisetas rojiblancas jugando el Real Madrid (y nada más) la final de la Liga de Campeones fue Tordesillas.

Noticia Relacionada

Las Salinas es un escenario que da descaradamente la espalda a los escenarios rutilantes. Ni una sola brizna de ese aroma caro. Las roderas en el centro del campo de haber tratado de aplanar el césped, las áreas despojadas de hierba; las salidas y las entradas de la gente a los bares del entorno «por un chupito», tan inconcebibles en el exacto Wembley. A este campo se le ve muy a gusto oculto en su mar de pinos y tierra árida; que no es otra cosa que La Vega sobre la que hace ya nueve años que no se abate ningún toro. El que porta el Salamanca UDS en el escudo también salió este domingo indultado, pero no por el decreto ley en vigor, sino por méritos propios. El conjunto de Chiapas sin ir sobrado de fuelle fue capaz de dar el golpe sobre la mesa en el encuentro de ida de la final regional por ascender a Segunda Federación que no había sido capaz de ejecutar hace tan solo 41 días en la fase regular de la temporada. El 0-2 cosechado en Tordesillas este sábado tiene el valor de billete y medio para estar en la final nacional, pues el conjunto rojiblanco necesita ganar por tres goles al Salamanca UDS en el Helmántico para dejar a los albinegros en la final nacional.

Antes de que los charros impusieran su ley, el partido había arrancado idéntico al de abril. Aunque Chiapas había previsto lo contrario. El conjunto vallisoletano (los ecos del «Pezzolano, dimisión» aquí también se dejan sentir) sacudió el encuentro con un zambombazo al área en busca del error de la defensa del Salamanca. El conjunto roijblanco rascó, ayudado por la fuerza de Eolo, un córner, que el conjunto blanquinegro luego desbarató sin sobresaltos. Tampoco le hizo daño el goteo de centros laterales con el que Luengo trató de arrugar a la defensa del conjunto del Helmántico, que se defendió con más entereza pese al poderío físico de Chatún que cuando el propio lateral, ahora reconvertido en extremo, apareció por la banda contraria para sacarse un disparo cruzado que obligó a Jon Villanueva a esmerarse en la estirada. Las sensaciones del primer cuarto de hora del partido fueron idénticas a las del choque del pasado domingo frente al Astorga. Al Salamanca le costó muchísimo ya no tener el balón, sino hilvanar dos o tres pases seguidos. El 'as' en la manga que se había sacado Jehu para este partido, que era cambiar de banda a Caramelo y Alvarito vino a sacar al equipo del atolladero. Tardó en empezar a carburar el invento, pero parece que ha llegado para quedarse lo que resta de playoff. Porque la capacidad de sorpresa que ganó el conjunto blanquinegro a raíz de que Caramelo tuvo por fin el balón en sus pies (minuto 24) fue definitiva. Es que se pasó de no pasar de medio campo a enlazar un córner detrás de otro; en el que no llegaron réditos de manera directa, pero sí fueron decisivos. Porque en la continuación de la jugada del tercero de la serie, Miguelito se sacó un centro diagonal en el que el viento enredó para fortuna del Salamanca UDS lo suyo. Alvarito, que sorprendió por su área de influencia como coleo de la jugada de estrategia, sacó petróleo. Le pegó mordida, pero la dentellada hizo carne. A Farolo no sé qué le pasó una mala jugada, pero el puñetazo que iba contra el balón se le marchó al aire. Y el balón a la red.

El tanto a favor del Salamanca desinfló por completo al Tordesillas que no dijo ya nada más en toda la primera mitad. El equipo blanquinegro se agarró a ese hilo de sangre que seguía manando en el rival para tratar de apuntillar el encuentro. Y lo pudo lograr en un derechazo de Cristeto a la salida de otro córner, si el balón no se llega a topar en los muslos de Amaro. Pero sobre todo en un testarazo de Alvarito haciendo de '9' de categoría a centro de Souley.

La segunda parte acabó de soltar al Salamanca UDS, que sin cambiar ni una sola pieza empezó a deletrear ese fútbol que fue marca de la casa en la segunda mitad de la temporada regular. Los jugadores se encontraban con una facilidad y, sobre todo, a una velocidad imposible de frenar para el Tordesillas. Y, así, en cuanto pudo, el conjunto de Chipas puso pie y medio de nuevo en la final nacional con un tanto de Espina a bocajarro, a centro de un Alvarito desatado. El 0-2 fue demoledor; por todo. Pero sobre todo para el partido, porque ya no se jugó absolutamente nada más. El Tordesillas trató a base de corazón que el resultado con el que viaja este domingo 9 de junio al Helmántico (17:00) no fuera de 0-2; pero nada, de nada. Y de Miguelito, que sacó un balón en la línea con el tiempo cumplido

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios