Borrar
Nacho Martínez, en su último partido en Würzburg. LAYA
Nacho Martínez: «He cumplido con lo que se pensaba y decidí volver a casa: la salud también cuenta»
ENTREVISTA

Nacho Martínez: «He cumplido con lo que se pensaba y decidí volver a casa: la salud también cuenta»

«Lo que he vivido en el Avenida y en Salamanca me ha impresionado, hay que vivirlo», asegura el extécnico de Avenida

Alex G. Santana

Salamanca

Viernes, 24 de mayo 2024, 06:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Perfumerías Avenida anunció la pasada semana que Nacho Martínezhabía decidido no continuar como entrenador la pasada campaña, aunque el técnico madrileño, ya relajado en casa, reconoce que había tomado la decisión antes de concluir la competición.

La primera pregunta es obligada: ¿Por qué no sigue como entrenador del Perfumerías Avenida?

—Al inicio de las conversaciones ya concretamos que esperaríamos hasta final de temporada para, con tranquilidad, tener más claro qué hacer. Desde mi punto de vista, he cumplido con lo que se pensaba que podíamos hacer, y al concluir el trabajo tomé la decisión de volver a casa y descansar. Hubiera sido todo muy seguido: selección, pretemporada… y hay que contar también con la tranquilidad y la salud.

¿Hubiera sido otra su decisión en caso de haber ganado algún título?

—No, no, tenía la decisión tomada y habría sido la misma. Sí me sabe mal no haberle podido dar a la afición el premio que se merece. La decisión estaba tomada y lo hablé con Jorge Recio antes de las semifinales.

¿Cómo se lo tomó el presidente?

—En un principio me dijo que le causaba cierta sorpresa, pero que lo entendía. Que habíamos hablado de esperar al final para tomar la decisión y que en su cabeza estaba que cualquiera de los dos podíamos decidir la no continuidad.

¿Qué balance hace de su paso por Avenida estos meses?

—Han sido muy intensos, con tensión máxima. Teníamos la situación que había que revertir tanto en Liga como en Euroliga y cada semana había una necesidad enorme de tener que ganar. Mi balance es positivo: es verdad que llegamos al final con las condiciones físicas un poco mermadas y con el gancho echado, porque durante el camino hemos tenido que darlo todo y derrochar mucha energía. No hemos llegado en las mejores condiciones pero había que elegir y solamente había un camino: intentar ser los mejores en la Liga para conseguir cuanto antes el objetivo de clasificarnos para la Euroliga. En eso nos habíamos preocupado y las jugadoras tenían claro que había que hacer antes el derroche de energía y que ya veríamos cómo afrontábamos lo de después. Llegamos justas a los playoff y encima tuvimos que remontar diferencias grandes, lo que nos provocó el doble de esfuerzo. Pero el balance es positivo por la implicación y el compromiso máximos de las jugadoras y hay que estarles agradecidos, así como al staff, que se ha preocupado cada minuto y cada día de que estuvieran en las mejores condiciones.

¿Ha sido el Perfumerías Avenida lo que se esperaba?

—Me ha impresionado todavía más. Había jugado muchas veces en Salamanca y había vivido ese ambiente que provoca la 'marea azul', pero me ha impresionado porque han sido muchos partidos con un ambiente que nos ha llevado en volandas a ganar los partidos y pensar que no nos podíamos relajar. Así que cada semana sólo pensábamos en ganar para ofrecerles lo mejor. Es algo que me ha impresionado y por lo que les estoy muy agradecido, como el trato de la gente por la calle. Son cosas que hay que vivirlas.

¿Qué le ha faltado al equipo? ¿No tener tantos contratiempos?

—Sin duda, porque hay cosas que no han trascendido pero que han afectado. Circunstancias que surgen a lo largo del tiempo y que hay que intentar solucionar lo antes posible para que el equipo las notara poco y siguiera de manera ascendente. Llegamos justas al playoff, pero es que tuvimos muchas dificultades físicas: virus gástricos, de gripe… Y la lesión de Silvia que nos marcó bastante porque tuvimos que volver otra vez al plan inicial de volver a reconvertir a una jugadora como Carter al base cuando estaba al ritmo adecuado en su posición. O Prince con el hombro jugando infiltrada. A la final llegamos con gente con virus y hemos tenido que luchar contra todo, incluido un gran rival como el Valencia Basket y antes con Girona y Ferrol. Ahí estuvimos luchando y conseguimos llegar a la final. Quizá estar al límite te puede llevar a coger ciertos virus. Ha sido una pelea muy intensa cada día, con mucha tensión. Pero por eso mismo también hay que darle al equipo el valor que merece por seguir luchando contra todo y con la máxima intensidad. Todo lo intentábamos hacer por el club y por su gran afición, que se merecían un título.

Cómo se ha sentido dirigiendo como primer espada después de tanto tiempo de ayudante?

—Me he encontrado bien. Según iban pasando las semanas, por así decirlo, es verdad que vas cogiendo más seguridad y eso ayuda, pero desde el principio tuve mucha confianza y me he encontrado bien. Soy bastante analítico, me estudio mucho a mí mismo y lo que hacemos y me he visto bien. Porque además no quiero olvidarme de que hay personas al lado, como Pablo García o Raquel Romo, que te ayudan a que todo fluya.

Ya no lo verá desde dentro pero conoce a la perfección el baloncesto femenino español. ¿Lo va a tener cada vez más difícil Avenida ante el poderío de clubes ACB o que tienen un mayor apoyo institucional?

—Hoy en día la competición es cada vez más complicada. Hay equipos con gran potencial que van a tener altos presupuestos. No sé sí será más difícil, pero sí que la Liga Femenina será más competitiva. Y tampoco tengo dudas del ímpetu y lo que le gusta esto a Jorge Recio y a su familia para seguir con el club. Sé que intentarán hacer el mejor equipo posible para que el Perfumerías Avenida siga estando en la élite del baloncesto nacional y europeo. Después llegar al objetivo de ganar títulos dependerá de muchas cosas, pero lo más importante es tener un equipo que pueda competir y presentarse en todas las competiciones con garantías, y eso lo van a hacer. Les deseo lo mejor y me encantaría verles levantar cualquier copa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios