21 octubre 2021
  • Hola

Mimbre cortada y flotando en la zona de Las Villas

Los productores ni siquiera pueden acceder para recoger la producción

14 feb 2021 / 19:18 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Un recorrido por la zona de Las Villas, en la comarca de Peñaranda, permite ver también las consecuencias que han dejado los temporales y cómo algunos cultivos se han llevado la peor parte, como es el caso de la mimbre.

Las pocas parcelas que se siguen sembrando a día de hoy en la zona entre Encinas de Abajo y Babilafuente aparecen completamente anegadas y con los haces de mimbre, ya cortados y que estaban listos para llevar al almacén, flotando en parcelas que más bien parecen arrozales.

En tales circunstancias resulta del todo imposible poder acceder al terreno para ir recogiendo la mimbre y con semejantes imágenes pocos son los que dudan ya de que los efectos del cambio climático pasan cada vez más factura en el campo.

“Es la primera vez que lo veo así en 40 años que tengo, otros años ha nevado y ha llovido pero nunca ha provocado esto”, comentó Tini Sánchez Coria, un productor de Villoruela.

“La nevada Filomena nos complicó más el trabajo porque se metió en una zona del almacén y el personal que hace los cercados pudo seguir pero el que talla la mimbre tuvo que parar una semana. En las tierras tampoco pudimos hacer nada y si normalmente sobre el 20 de febrero termino de cortar todas las parcelas, este año mínimo hasta el 15 de marzo no acabaré”, añadió Tini Sánchez.

En el terreno que se ha visto completamente anegado por las lluvias, aunque esta semana ha oreado bastante, Sánchez calcula que no podrá entrar a cargar la mimbre hasta el 20 de marzo contando que no vuelva a llover y la tierra seque para que al llenar el remolque con todo el peso no se quede atascado.

“La humedad en principio no afecta a la planta como tal pero sí va a criar mucha hierba y habrá que hacer luego un tratamiento para ello. Si ahora calienta para que se seque, brotará antes y si brota pronto le puede afectar luego alguna helada tardía”, explicó.

Las condiciones en las que han quedado las tierras por el exceso de agua obligarán, también, a este productor a cortar a mano la parcela más grande que tiene cultivada. “Si entro con el tractor y la segadora lo dejaré lleno de roderas así que tendré que echar mano de la desbrozadora y hacer las tareas a mano, no queda otra”, concluyó.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png