29 octubre 2020
  • Hola

La reliquia que aún trabaja los campos salmantinos

José María González, de Villoria, utiliza aún un Fordson importado para el que aún encuentra piezas

Lo raro es no encontrarse a José María González por Villoria conduciendo su viejo Fordson Major Diesel de 1951, porque le encanta. Tiene otros tres tractores en su explotación, el último comprado hace solo seis años, pero con el Fordson reconoce que se encuentra especialmente cómodo, sobre todo en esos trayectos entre Villoria y Riolobos de 9 kilómetros que recorre a 25 kilómetros por hora. Con los otros podría alcanzar los 40 pero esos minutos de más que invierte en el tractor para él son disfrutar del capricho de conducir una joya, no económica sino sentimental, que ya no se ve por la provincia.

El tractor llegó a su familia en 1978, y lo compraron a otros agricultores de la zona que lo habían traído de Gran Bretaña. Le habían levantado la cabina y esas lonas que ahora mismo la protegen son las que le sirven a José María para regular la temperatura y no pasar ni calor en verano, ni frío en invierno, o eso dice. Así lo utiliza para ir a las parcelas de remolacha hasta cosecharla, y ahora para transportar los tubos, que ha sido la última misión encomendada al Fordson. De él le gusta la cabina de madera, pero sobre todo las pocas averías que le ha dado a lo largo de estos años. “Le he reparado alguna vez los pistones, pero lo curioso es que para este tractor sigo encontrando piezas y, en cambio, para otros bastante más modernos ya no hay”. Los otros tienen GPS y a este se lo podría instalar. Pese a que le falta, siempre que puede elige conducir su admirado capricho.

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png