Borrar
El resto de participantes en el Magistral acompañan a Ruslan Ponomariov (4º por la izquierda) tras recoger sus trofeos.
Ponomariov es el nuevo rey

Ponomariov es el nuevo rey

El Gran Maestro ucraniano aprovechó la derrota final de Alekseenko para vencer

Alex G. Santana

Salamanca

Sábado, 25 de mayo 2024, 22:46

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Si en muchos deportes no se puede dar nada por decidido hasta que pita el árbitro o suena la bocina, algo parecido pasó con el desenlace del Magistral del VII Festival Salamanca Cuna del Ajedrez Moderno. Cuando todo parecía dispuesto para que el ruso, ahora compitiendo por Austria, Kirill Alekseenko, reeditara el triunfo conseguido hace más de un año, la última ronda hizo girar los acontecimientos. El que apuntaba a campeón perdió la partida frente a un Michael Adams que dejó para el postrer momento el recuerdo de su genialidad de otros tiempos y le sorprendió. Y no lo desaprovechó un invitado de excepción, el ucraniano Ruslan Ponomariov, que cerró frente a su compatriota Mariya Muzychuk una serie perfecta de cinco victorias consecutivas tras su desconcertante inicio el pasado miércoles, para sumar los 5,5 puntos que le proclamaron campeón en el Centro Internacional del Español.

En la entrega de premios como principal homenajeado, Ponomariov, en un castellano más que decente a pesar de sus dudas, primero mostró su agradecimiento a los organizadores y a sus rivales y expresó su deseo de que el Festival Salamanca Cuna del Ajedrez Moderno, un año más organizado a la perfección por Amador González de la Nava, mantenga su tradición. Y la nota emotiva la puso al cerrar su intervención y querer volver, a pesar de la situación que atraviesa Ucrania: «Para mí es difícil planear algo porque mi país todavía está en guerra. Pero salir a jugar los torneos me hace olvidarme de los problemas que tenemos. Vamos a ser optimistas y espero que nos volvamos a ver el próximo año en días mejores».

Él, que fue campeón del mundo con sólo 18 años, ya había decidido volver aunque fuera con cinco años de retraso. Tras debutar en Salamanca en la segunda edición en 2019 algo le gustaría para regresar en esta ocasión y llevarse el triunfo. Será para siempre un embajador de la ciudad, como le gusta decir a Amador González de la Nava. Y seguramente que también volverán algunas de las miles de personas que han seguido el Festival a través de las retransmisiones, como se encargó de recordar el vicepresidente de Alumni, Román Álvarez.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios