Borrar
Alumnos de la Base Aérea de Matacán y de la Escuela de Adventia eran los fallecidos y heridos en el simulacro del accidente. MANU LAYA

Espectacular simulacro de accidente de avión en Matacán

173 personas participaron en el simulacro de siniestro de una aeronave civil en la pista del aeropuerto para ensayar y mejorar las intervenciones en caso de una emergencia real

Celia Luis

Salamanca

Miércoles, 10 de mayo 2023, 19:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Nueve y diez de la mañana, la torre de control de la Base Aérea de Matacán observa una aeronave civil que se aproxima para aterrizar. Se trata de una aeronave que realiza un vuelo comercial procedente de un país no perteneciente a la Unión Europea y fuera del acuerdo del espacio Schengen y que declara sufrir ciertos problemas de origen hidráulico durante la maniobra de aproximación final a Matacán.

Durante la toma en la pista, agravado por condiciones de fuerte viento cruzado, la pata izquierda del tren de aterrizaje principal colapsa, ocasiona la pérdida de control de la aeronave, se sale de la pista y se parte en dos secciones. Instantes después, los equipos de extinción de incendios del aeropuerto y de la Base Aérea salen hacia la zona del accidente para sofocar las llamas que ha producido la aeronave siniestrada. En concreto se dirigen diez vehículos contra incendios, entre ellos caminos y vehículos de apoyo. Tres ambulancias de la Base Aérea también se desplazan hacia la zona del suceso para atender a los pasajeros que yacen en el suelo. Son momentos de tensión, coordinación y actuación para los equipos de rescate, los cuales poseen un mismo propósito: salvar vidas humanas. Por otro lado, desde la torre de control se da aviso al jefe de la base y se activa el plan de emergencia.

Sobre las nueve y cuarto de la mañana, llegan al área de salvamento los vehículos del servicio de contra incendios de Matacán, constituyéndose en puesto de mando avanzado en la zona del accidente. Al mismo tiempo llegan las primeras ambulancias de Matacán. El jefe del puesto de mando avanzado comunica a la torre de control que la gravedad del accidente implica avisar a servicios de sanidad y contra incendios externos a la Base Aérea y Aeropuerto de Matacán, por eso TWR comunica al jefe de día la necesidad de llamar a Emergencias 112: «Comunicamos que ha ocurrido un accidente aéreo en la Base Aérea de Matacán. Los medios de emergencia y rescate de la Unidad son insuficientes y por ello solicitamos la ayuda de medios contra incendios, sanitarios y de cuerpos y fuerzas de seguridad del exterior». Es el mensaje de la Base antes de avisar a la Subdelegación del Gobierno en Salamanca, a la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León, al delegado de AENA en el Aeropuerto de Salamanca, a la compañía aérea operado del avión siniestrado y a los Mandos del Ejército del Aire.

Mientras tanto, la Policía Aérea llega a la zona del siniestro para controlar los accesos y evacuación. Además, la Guardia Civil controla el acceso de la carretera general a la Base para facilitar la llegada de colaboración exterior. Por su parte, el aeropuerto activa salas para atender al público, familiares e ilesos mientras reciben la lista de pasajeros del avión siniestrado que transportaba 40 pasajeros.

Veinte minutos después, llegan las ambulancias de Cruz Roja y de los Servicios Contraincendios de la Diputación de Salamanca y se trasladan los primeros siete ilesos a la terminal del aeropuerto de Matacán. Al mismo tiempo, se notifican los fallecidos en la zona del siniestro. A las diez de la mañana, la Guardia Civil instruye diligencias al existir diez cadáveres y llama al juez de guardia y a medicina forense. Una hora más tarde, finaliza la evacuación de heridos (nueve muy graves, ocho graves, seis leves y siete ilesos), y se procede al levantamiento de los cadáveres.

A las doce y media inicia la fase de recuperación de restos de la aeronave y se reanudan las operaciones aéreas en la Base y en el aeropuerto. La historia podría coincidir con una emergencia real tras un accidente aéreo, pero afortunadamente se trata de un simulacro que se realizó este miércoles en Matacán y donde participaron 173 personas. Una actividad que realizan cada dos años con el fin de conseguir la coordinación entre organizaciones e instituciones para mejorar los procedimientos de emergencia en un caso real.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios