17 mayo 2022
  • Hola

Un “tele misa” con voluntariado, la iniciativa de este pueblo salmantino

Vecinos de Moríñigo deciden ir a Babilafuente para participar en la eucaristía dominical durante el invierno y optimizar recursos en la parroquia

17 nov 2021 / 10:44 H.

Apenas un kilómetro y medio separa las localidades de Babilafuente y Moríñigo que siempre han mantenido una estrecha relación de vecindad y que ahora, también, compartirán misa durante los meses de otoño e invierno. Una iniciativa, a petición de los propios habitantes de Moríñigo, que ha facilitado la puesta en marcha de un “tele misa” gratuito que facilita la ida y vuelta a Babilafuente en coche para los que quieran participar en la misa de los domingos.

“El último domingo fuimos sólo ocho personas a la eucaristía y hay que afrontar el gasto de calefacción de la iglesia y luego también limpiar todo y teniendo tan cerca Babilafuente, donde hay también misa los domingos a las 12:00 horas, propusimos a los dominicos organizarnos para acudir allí a la eucaristía”, comentan los vecinos. “Queremos dejar bien claro que ha sido una decisión nuestra, de los vecinos de Moríñigo, y que lo hemos pedido a los dominicos porque en estos meses somos muy pocos en el pueblo y cuesta mucho encender la calefacción de la iglesia”, añaden.

A las 11:30 horas del pasado domingo ya estaba preparado el coche junto a la puerta del templo para recoger a los primeros usuarios de esta original propuesta. “Me he ofrecido voluntario para llevar y traer a los vecinos a misa de 12:00 en Babilafuente, de forma altruista y totalmente desinteresada, y durante la semana me avisan telefónicamente los que quieran ir para organizar previamente el desplazamiento”, comenta Artemio Rubia.

Tres vecinos más el propio conductor acudieron por la mañana a la misa en Babilafuente y agradecieron especialmente la labor de Artemio Rubia. “Los días que hace mucho frío la gente muy mayor no sale ni de casa, ni siquiera para ir a misa, y prefieren verlo por la tele”, aseguran otros vecinos.

Festividades como la de Santa Bárbara, que el pueblo celebra cada 4 de diciembre, y acontecimientos especiales seguirán contando con misa en el pueblo y se comunicará con antelación la hora de la eucaristía. “Es necesario optimizar los recursos que tenemos y no están los tiempos para gastar tanto en calefacción cuando somos tan poquitos y podemos perfectamente ir a misa a Babilafuente, que se tarda dos minutos en coche”, reiteran.

A todo ello se suma, además, la delicada situación por la que atraviesa en estos momentos la comunidad de religiosos dominicos con sede en Babilafuente y que durante las últimas décadas han venido atendiendo las parroquias de Moríñigo, Villoria, Villoruela y Babilafuente. Problemas de salud mantienen de baja médica a dos de los tres dominicos y el religioso de refuerzo que les han enviado tampoco les permite dar respuesta a todas las necesidades pastorales y sociales a las que dan respuesta.

“Cuando llegue el buen tiempo, seguramente por Semana Santa, creemos que se podrán retomar las misas en Moríñigo porque ya habrá más gente en el pueblo” dicen los vecinos de este pequeño pueblo de Las Villas.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png