Rememorando la matanza en Saucelle

El objetivo de esta iniciativa es mantener una de las tradiciones más ancestrales que sirvieron como método de subsistencia de las familias en el ámbito rural

04.12.2018 | 18:54
Máquina de hacer los embutidos.
Los recuerdos son parte de la riqueza de nuestra vida. Rememorar, es recordar  las costumbres del pasado y  estas en el caso de la matanza en Saucelle han desaparecido, lo podemos considerar una particularidad de su historia, que se revive una vez al año con una fiesta popular, en su caso, ya van por la novena edición y la organiza el Ayuntamiento, colabora la asociación Arusa y vecinos del pueblo, a los que felicitamos por mantener esta bonita costumbre.
 
 "El objetivo de esta iniciativa es mantener una de las tradiciones más ancestrales que sirvieron como método de subsistencia de las familias en el ámbito rural y que se pretende trasladar a generaciones futuras para su conservación en el tiempo". (El Alcalde Diego Ledesma)
 
La historia. El protagonista, el cerdo o cebón, dice  el refranero popular: " De la cabeza hasta el rabo todo es bueno en el marrano". Es un mamífero, animal doméstico, adulto tiene un cuerpo pesado y redondeado, hocico alargado y adaptable, patas cortas. Se considera que llego a España desde las costas africanas por el litoral mediterráneo, asentándose en el suroeste peninsular y ocupando aquellas zonas en las que predominan las dehesas (con sus encinas, alcornoques y robles), Extremadura, Salamanca en España, y el Algarve y Sur en Portugal.
 
El engorde. Desde la compra del cerdo y su cebado hasta el día de la matanza. Su duración dependía, aunque lo usual era un año.

Las fechas de la matanza. El reconocimiento a esta tradición eran por lo general en fechas determinadas : El refranero castellano nos dice algo sobre el tema, el más clásico y es la fecha que se toma como referencia; "por la Concepción mata tu cebón,(8 de diciembre)" y el último, "Diciembre entra con vino y sale con tocino" .   

La  matanza en sí. Solía durar dos o tres días y se realizaba en fechas que hemos señalado. Cuando la familia decidía el día, se  producía un hermanamiento entre vecinos y familiares que iban a ayudarles en los quehaceres propios de la misma.
 
Con anterioridad se preparaba el tajo, las artesas, los barreños, los cuchillos, la máquina de picar la carne y de embutir y la paja para chamuscar; las tripas, el pimentón y otras cosas necesarias que se compraban en el comercio. Llegado el momento los hombres arrastraban el cerdo desde la cuadra y lo colocan sobre 'el tajo' y el matachín o matarife hacía su labor mientras una mujer en cuclillas recogía la sangre en un balde, removiéndola para que no se solidificase. A continuación se chamuscaba, cubriéndolo con la paja de rastrojo, prendiéndole fuego y dándole la vuelta cuando procedía. Posteriormente se raspaba primero con una pala de madera y después con cuchillos con ayuda de agua hirviendo. Al iniciar el despiece, se abría en canal sobre el tajo, colgándolo a continuación en un clavo de una viga que había en todas las casas para este menester. Mientras tanto el veterinario examinaba una muestra de carne.
 
El curado. Invadía la totalidad de los espacios de la casa, los chorizos, salchichones en la sala, en puntas de los cuartones, las morcillas y farinatos en la cocina, los tocinos inicialmente en la bodega para su salado como los jamones y estos últimamente en la chimenea para su secado. Cuando llegaba la hora de la comida o cena,se hacía en familia por todos los participantes en el evento. Al día siguiente seguía el trabajo. Las mujeres los embutidos con la máquina que disponían, una daba a la manivela, otra cargaba la tolva con las chichas preparadas al efecto y la tercera ponía la tripa e iba cortando y atando la pieza, que pinchaba para que no quedase aire. Los hombres salaban los tocinos, y otros menesteres, operaciones que, finalizaban colgando los jamones en la chimenea de la cocina para que se secasen y adquirieran el sabor del buen jamón curado.
 
 Los jóvenes ayudaban en lo que se les mandaba, ¡como era festivo en su casa! normalmente no iban a la escuela "estaban de Matanza" decían para justificar su ausencia. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Diego Antonio Ledesma Ayuela 
Dirección 
Pza. Constitución, 1 37257 
Teléfono 
923 51 30 61 

El Municipio

Fiestas locales 
6 de abril y 10 de agosto 
Dist. Capital 
100 Km. 
 Población 
339 habitantes
 
 
anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad