19 junio 2019
  • Hola

Monleón recupera su esplendor

El apoyo de La Salina rehabilita el muro y la calle hundidos por la lluvia

23 may 2019 / 09:05 H.

La ayuda de la Diputación Provincial ha permitido concluir las obras de restauración del muro y la calle Castillo derruidos en Monleón en marzo del año pasado como consecuencia del temporal de lluvia de aquel momento.

La finalización de los últimos trabajos ha permitido reabrir al tráfico y a los peatones el tramo de calle que se había hundido y que ha sido posible tras la intervención de la institución provincial que aprobó una subvención directa para hacer frente a este imprevisto. Los primeros trabajos se centraron en la cimentación de hormigón, que se realizó en todo momento bajo la supervisión de un arqueólogo dado que, como recuerda el alcalde, Juan María de Arriba, “todo el casco antiguo tiene una protección especial por la declaración de yacimiento arqueológico”. Una vez consolidada la cimentación se procedió a realizar los gavellones de acero con rollos de río (una especie de muros de refuerzo con forma escalonada para sustentar el muro y la base de la calle que se hundió). Se optó técnicamente por esa solución por ser la más estética y acorde con el entorno y la más rápida para contener toda la tierra que amenazaba con venirse abajo y evitar así el derrumbe de las viviendas próximas. Terminada esta fase, el proyecto se paró hasta que llegó la ayuda de la Diputación que, viendo la situación de la calle, aportó fondos con esa subvención directa que hizo posible la construcción de un cincho perimetral de hormigón, arreglar la calle hundida y reconstruir el muro de protección con piedra en una calle que une la Puerta de la villa con el Castillo.

PALABRAS CLAVE