09 agosto 2020
  • Hola

Los vecinos de Topas se quedan incomunicados por enésima vez

Cientos de usuarios han puesto una cascada de quejas ante la compañía suministradora

Topas /
07 jul 2020 / 14:36 H.

“Estamos hartos y nos sentimos impotentes”. Es el sentimiento generalizado de los vecinos de la localidad de Topas que afrontan, según ellos mismos relatan, el quinto corte consecutivo en las últimas semanas de las conexiones de telefonía fija, móvil e Internet.

“Nos pasó durante el confinamiento y ahora vuelven los problemas y nadie nos da una solución definitiva”, argumenta la alcaldesa, Julia Rivas.

En esta ocasión el problema arrancó el jueves pasado y afecta no sólo a cientos de usuarios particulares, que han puesto una cascada de quejas ante la compañía suministradora, sino también a servicios básicos para la ciudadanía, como el médico, que no tiene acceso a poder hacer recetas electrónicas, los servicios del secretario municipal que debe completar documentación para el Consistorio, e incluso a los estudiantes.

“Les ha pillado justo en los días de la EBAU, no tenían internet justo en los días más importantes de sus repasos”, señalaba un padre con indignación ante los repetitivos cortes de acceso a los materiales de estudios on line de sus hijos.

“Esta situación es tercermundista. Nos tenemos que ir a dos kilómetros del pueblo para poder tener cobertura”, indicó la regidora de la localidad que también aseguró, que además de las quejas interpuestas ante la empresa responsable del suministro se ha comunicado el deficiente servicio tanto a Subdelegación de Gobierno como a la jefatura provincial de Telecomunicaciones: “No podemos tener a un millar de personas sin acceso al teléfono o internet”, concluyó Rivas.

Esta mala calidad en el servicio también supone otro problema para el municipio, ya que hay familias jóvenes que se plantean quedarse a vivir allí no sólo en verano, sino todo el año.

“No puedes teletrabajar de manera segura porque nunca se sabe cuando se caerá el servicio y se recuperará”, afirman los vecinos, “no es algo asumible para una empresa hoy en día”.

Además, en años anteriores, la localidad salmantina también ha tenido problemas en la señal de televisión, y el pasado verano estuvieron varios días sin poder verla.

PALABRAS CLAVE