16 enero 2021
  • Hola

Los alimentos solidarios que aliviarán la complicada situación de las monjas de El Zarzoso

La parroquia mirobrigense de San Andrés finaliza su campaña de recogida de alimentos para las monjas de El Zarzoso con 500 kilos de alimentos

Como cada año, la parroquia de San Andrés sirve de intermediaria para llegar a conventos necesitados. Este año las monjas de El Zarzoso han sido las beneficiarias de una exhaustiva recogida de alimentos en Ciudad Rodrigo, donde los parroquianos y vecinos más generosos han entregado un total de 500 kilos tan solo de alimentos no perecederos.

A ellos se suman, a mayores, unos cien litros de aceite y cien kilos de harina, además de productos de higiene como pasta de dientes, gel y champú, productos en los que la parroquia ha insistido, ya que a menudo pasan desapercibido aun siendo básicos.

Tomás Muñoz, párroco de San Andrés, ha encabezado esta campaña solidaria que respecto a años anteriores, ha superado expectativas, y es que la generosidad vecinal sale a relucir precisamente en los tiempos más difíciles.

Las monjas del monasterio de Porta Coeli no han podido recaudar lo acostumbrado con la elaboración de dulces tradicionales debido al confinamiento y a su situación de aislamiento.

La venta de los mismos también ha encontrado estas navidades una nueva plataforma a través de la parroquia. Desde el convento, Soledad Nieto, madre abadesa, muestra su infinito agradecimiento por el apoyo incondicional.

Ha sido necesaria la colaboración y entrega de muchas personas no solo para acumular estos productos, sino para el empaquetado de los mismos, una tarea que realizaron los parroquianos de muy buena gana el pasado día 4 de enero. “La gente se ha volcado más que otros años”, señala el párroco, recordando que ha habido un incremento en productos de higiene, unos cien kilos en geles y champú. “Las monjas de El Zarzoso viven en el monte aisladas, y la gente está muy sensibilizada por el COVID”, afirma.

Por su parte, la madre superiora, Soledad Nieto, reconoce que subsistir no está siendo fácil, “lo vamos sobrellevando mejor que otras personas que han perdido sus trabajos completamente y no tienen lo necesario”.

Mientras tanto, continúan de forma paralela la venta de dulces artesanales desde el convento cumpliendo escrupulosamente con las medidas para prevenir contagios, “para protegernos nosotras y también a quienes acuden aquí”.

Sin olvidar los productos de higiene

Este año la parroquia de San Andrés ha hecho especial hincapié en la importancia de recoger productos como gel, champú y dentífrico, un recordatorio que se ha notado en el comportamiento de los vecinos, que solidariamente han logrado reunir unos cien kilos de este tipo de productos de uso diario y fundamental.

La rueda de generosidad que siempre gira

La labor de recogida de alientos en esta parroquia de Ciudad Rodrigo se repite año tras año en Navidad. En las fiestas de 2019-2020 la parroquia de San Andrés se puso a disposición de las Carmelitas, explica Tomás Muñoz. “Este año decidimos ayudar al monasterio de El Zarzoso porque están aisladas, no viven cerca de ningún pueblo, y este año con las restricciones prácticamente no ha ido nadie a comprar, y están pasándolo económicamente muy mal”. También han facilitado la venta de dulces de El Zarzoso desde su propia parroquia, sobre todo tras las misas.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png