17 julio 2019
  • Hola

Las tradiciones únicas de Sieteiglesias de Tormes

La singular celebración de ‘Los Guinderos’, con la degustación de las cerezas, es una de las costumbres unidas a las fiestas patronales de San Protasio y San Gervasio

15 jun 2019 / 11:13 H.

Las celebraciones festivas estivales en esta localidad ribereña mantienen vivas sus tradiciones en las que se respetan, al pie de la letra, las costumbres de las generaciones anteriores.

Así, reviven anualmente una costumbre vinculada con los lazos agrarios y las cosechas de antaño. Se trata de la degustación de las cerezas, siempre las más hermosas que se puedan encontrar, que realizan los vecinos tras la procesión de los santos mártires, San Protasio y San Gervasio, patronos de la localidad.

Varias decenas de kilos de fruta ‘bien fresquita’ se ponen a disposición de los vecinos junto a la fuente en la travesía del municipio para la degustación en la que niños y grandes aprovechan el momento al máximo.

Esta singular propuesta rememora a los trabajadores de los pueblos de la Sierra, que acudían a realizar las tareas de la cosecha para los labradores del pueblo y les llevaban, como obsequio, las mejores cerezas que en ese momento daban sus árboles frutales.

Debido a este obsequio a estos mozos se les denominaba “Los Guinderos” y ese es el nombre popular con el que han quedado bautizadas las fiestas estivales de la localidad.