22 septiembre 2020
  • Hola

Las piscinas más cotizadas de la provincia

Las ganas de refrescarse vencen al miedo y las piscinas municipales ven disparada su demanda esta temporada estival con estrictas medidas de seguridad y un satisfactorio funcionamiento

04 jul 2020 / 09:48 H.

Las piscinas se han convertido este verano en uno de los principales lugares en los que refrescarse ante la cancelación de las vacaciones de muchas familias a causa de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19. La llegada de julio ha provocado que, los espacios que han decidido abrir sus puertas este verano hayan tenido que adaptarlos a las nuevas circunstancias.

Desinfección y zonas verdes parceladas en La Alberca

Los vecinos de la Sierra de Francia estrenaron este viernes la temporada de baño en la piscina municipal de La Alberca, con césped dividido en parcelas. El Ayuntamiento ha optado por instaurar un aforo reducido al 50%, así como mediciones de temperatura y desinfección con mayor frecuencia de la exigida, en un afán por intensificar la seguridad.

“Se trata de un servicio público esencial”, recuerda el alcalde, Miguel Ángel Luengo. “Es preferible pecar de exceso”. A primera hora de la tarde, ya acudieron unos cincuenta vecinos de la zona para disfrutar de unas instalaciones que también cuentan con refuerzo de personal.

“No discriminamos por lugar de origen”, matiza el regidor de la villa. El recinto cuenta este verano con un aforo de unas 163 personas, y cada parcela queda delimitada a un grupo de diez personas.

También los horarios han sufrido modificaciones, ya que este año permanecerá abierta de 15:00 a 20:00 horas. “Los niños tienen la Escuela de Verano por las mañanas de 10:00 a 14:00 horas, así que creemos que este es un buen horario para ellos”, explica.

Códigos QR y bar en La Fuente de San Esteban

Aunque todo apuntaba a que este año no abría postor, finalmente la piscina municipal de La Fuente de San Esteban ha podido adjudicar el bar de las instalaciones, que abre ya este fin de semana con facilidades como la gestión de abonos mediante código QR.

Además, el recinto, que cuanta con un aforo de 570 personas y está abierto de 12:00 a 21:00 horas, estrena mejoras ajenas a las normas de seguridad. “Acabamos de pintarlo y acondicionarlo”, señala el alcalde, Manuel Rufino García.

Las instalaciones abrieron sus puertas a los bañistas el pasado jueves y hasta el momento las perspectivas son muy alentadoras. “Tenemos una gran demanda debido al cierre de otras piscinas, y los protocolos se están cumpliendo muy bien”, apunta el alcalde, quien insiste en el civismo y la responsabilidad de los usuarios.

Entre las medidas exigidas, los empleados del recinto realizan labores de desinfección tres veces al día, aseguran el abastecimiento de gel hidroalcohólico en espacios clave como la entrada y controlan el distanciamiento social.