16 enero 2022
  • Hola

Las jotas a San Agustín en Villaflores tendrán que esperar al próximo año

La pandemia del COVID-19 obliga al Ayuntamiento a suspender todas las actividades festivas, excepto la misa

26 ago 2020 / 09:22 H.
Ver Comentarios

Villaflores es una de las localidades de la comarca de Peñaranda que tradicionalmente despide el mes festivo por excelencia, agosto, con sus celebraciones dedicadas a San Agustín.

Esta vez, y debido al empeoramiento en los datos de la pandemia del COVID-19 que se están registrando en las últimas semanas, el Ayuntamiento ha optado por suspender todas las actividades festivas como medida de prevención. La decisión, aunque dolorosa, tiene como principal objetivo eliminar cualquier riesgo de contagios y brotes que pudieran surgir en la localidad.

La cuenta atrás, por tanto, se prolongará un año más y los vecinos de Villaflores deberán esperar al 28 de agosto de 2021 para formar en largas filas y bailar sin descanso al patrón, San Agustín, durante la procesión.

Solamente la misa se oficiará este viernes en la iglesia parroquial y con las medidas obligatorias anti COVID, entre ellas el uso de la mascarilla, tal y como han avanzado los responsables municipales estos días.

Sin desfile de peñas e invitación en los locales, sin actividades para los más pequeños, sin verbenas y sin la multitudinaria paella en la plaza, Villaflores estará este año en el obligado silencio impuesto por la situación sanitaria pero con el deseo de que la pesadilla pase lo antes posible y en 2021 las fiestas puedan volver a vivirse en la calle y con todo el esplendor.

El verano atípico como consecuencia del virus ha traído, además, el cierre de las piscinas municipales, una decisión que han tomado de forma mayoritaria los ayuntamientos de la zona que tienen este tipo de instalaciones. La necesidad de elaborar un protocolo de prevención en las instalaciones y de vigilar para su cumplimiento ha traspasado las posibilidades de muchos pueblos del mundo rural, entre ellos Villaflores, optando también por la prudencia frente al COVID.

La tranquilidad está siendo, por tanto, la nota predominante en la localidad después de que se hayan limitado, también, las reuniones sociales a un máximo de diez personas y los bares cierren a la una de la madrugada.

Sólo queda por tanto pedir a San Agustín que el 2021 sea más benévolo en salud y trabajo y que la cuenta atrás se haga más llevadera con el deseo de que el próximo agosto vecinos y visitantes disfruten en Villaflores.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png