22 septiembre 2019
  • Hola

Fidelidad al Cristo de las Batallas en Montemayor del Río

La inmensa talla del Crucificado recorrerá de nuevo las calles de la villa con motivo de la celebración de sus fiestas patronales, que concluirán el día de la feria

11 sep 2019 / 11:39 H.

La inmensa talla del Cristo de las Batallas de Montemayor del Río espera ya a sus fieles para comenzar las celebraciones en su honor, que comenzarán hoy a tomar color con el adornado de calles y plazas con banderines. Una actividad voluntaria entre los vecinos, aunque forma parte del programa y el Ayuntamiento invita a todos aquellos que lo deseen a colaborar.

Por tanto, el programa festivo en sí, dará comienzo el viernes con la invitación a sangría entre todos los presentes. No habrá pregón por las dificultades que entraña muchas veces el encontrar alguien dispuesto a hablar ante todo el público, pero la principal novedad será, sin duda, el cambio de ubicación de la carpa. Así, según explica José Antonio Jiménez, “no se va a hacer en la explanada del castillo, sino que se va a hacer en el aparcamiento del puente, al lado del río porque el problema es que arriba no entran los camiones. Entonces se va a hacer allí abajo, se pondrá la carpa como todos los años y esperemos que no haga frío. Vendrá el camión con el escenario y se acabó el problema”.

Habrá más novedades, como el concurso infantil de disfraces del día 15 de septiembre. Se celebrará tras la misa del día 15 en una jornada que cae en domingo y se espera que quede aún gente para disfrutar de la actividad. El resto de actividades se mantendrán dentro de lo habitual de las fiestas de Montemayor, que se prolongarán hasta el día de la feria del 18 de septiembre.

Los vecinos se congregarán ese día en el tradicional recorrido por los bares del pueblo al son de la charanga para recordar los tiempos en los que el pueblo se llenaba y, de paso, si cae, degustar algún pescado frito. El lunes, como fiesta local que es, habrá juegos para todas las edades y una noche de entretenimiento en la carpa con la proyección de una película sobre el pueblo, la celebración de un bingo y la música para cerrar la jornada. Al día siguiente llegará otra fecha fija en el calendario de Montemayor, el día de los casados.