12 junio 2021
  • Hola

El pueblo salmantino donde el último bebé que nació tiene 26 años

En Puebla de San Medel hace mucho que dejaron de vivir niños. “La gente es mayor y esa fábrica cerró hace años”, bromea la regidora

09 jun 2021 / 09:40 H.

El último bebé que nació en la pequeña localidad de Puebla de San Medel se llama Rubén y acaba de cumplir 26 años. Saturtina García, la alcaldesa de este pueblo de la comarca de Béjar, lo sabe bien porque es su hijo y porque desde entonces lleva con honor ser el vecino más joven.

“Aquí ya no hay niños pequeños... ¡qué más quisiéramos nosotros”, cuenta la regidora, que incluso bromea con el cierre de esa “fábrica” hace ya muchos años en el pueblo. “La mayoría de vecinos es mayor y por eso ya no se hacen niños aquí”, reconoce entre risas.

Puebla de San Medel es un ejemplo más del efecto de la despoblación en la España rural y bien lo saben sus pocos vecinos. “De normal viviendo seremos alrededor de veinte y casas abiertas... habrá unas ocho”, afirma Saturnina tras contarlas una a una de memoria.

Únicamente vemos a niños en vacaciones y los fines de semana cuando viene una familia que se fue a vivir a Guijuelo. Es cuando los volvemos a oír correteando por las calles y da mucha alegría”, explica la alcaldesa.

“Hay que ayudar a la gente a que pueda ir a vivir a los pueblos, pero se necesitan buenas carreteras y conexión a Internet”

Pero a pesar de los pocos censados en el pueblo, como insiste, “gente no falta nunca”. “Incluso en este último tiempo se han vendido dos casas que estaban cerradas, y además yo tengo otra alquilada, así que gente no nos falta en Puebla de San Medel”.

“Hay que facilitar las cosas para que quien quiera vaya a vivir a los pueblos”, continúa Saturtina, que aprovecha para ‘vender’ las bondades de su localidad. “Es una zona muy bonita y tenemos unas vistas excepcionales a la comarca de Béjar... si desde la ventana de mi casa veo la Covatilla”, explica con orgullo.

Pero para tener a niños jugando de nuevo por Puebla de San Medel se necesitan servicios. “Nosotros somos un Ayuntamiento pequeño y no tenemos apenas ingresos, solo los que nos llegan de los impuestos de los vehículos y los empadronados. Por eso no podemos ofrecer ayudas porque no tenemos ni dehesa, ni terrenos donde construir viviendas... ¡ojalá pudiéramos ayudar a la gente a que se viniera a vivir aquí!”. Y por eso mismo la alcaldesa pide también ayuda: “Hemos pedido que nos echen una mano para poder hacer cosas, pero de momento no hay nada”.

Disponer de unos servicios básicos en los pueblos es también fundamental para fijar población y conseguir que vuelvan los niños a municipios como el suyo. “Necesitamos buenas carreteras y una buena conexión a Internet, aunque aquí la tuvimos incluso antes que en Guijuelo”. Eso sí, aclara la regidora, “ahora estamos pendientes de que nos metan la fibra óptica y por eso mi hijo, que trabaja desde el pueblo para una empresa de Madrid, se queja porque va todo muy lento”, lamenta.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png