27 febrero 2021
  • Hola

El imponente castillo salmantino que fue emblema del poder feudal

Aunque la construcción que ha llegado hasta nuestros días es del siglo XV, los orígenes del Castillo de Monleón se remontan al siglo XII. En la actualidad es propiedad privada y es usado como vivienda

El protagonismo de la nobleza salmantina durante la Baja Edad Media fue más que destacado, especialmente dada su privilegiada ubicación fronteriza. Pero si de verdad buscamos uno de esos ejemplos más que evidentes del poder feudal entre los siglos XII y XV habría que volver la mirada de forma inevitable a la villa de Monleón y al protagonismo histórico ejercido por su Castillo, uno de tantos que pueblan la zona del Alagón en un claro intento por reforzar la frontera de los reinos cristianos tras la reconquista y, de esta forma, evitar cualquier incursión musulmana. Por eso, el origen de la actual fortaleza —construida en el siglo XV— se remonta a una atalaya anterior, protegida por una muralla, construida a finales del siglo XII por Alfonso IX, rey de León, y que donó a su esposa doña Berenguela, quien poco después sería también reina de Castilla.

Testigo mudo de la historia e impresionante baluarte defensivo de frontera, el Castillo de Monleón ha pasado por innumerables vicisitudes a lo largo de sus más de ocho siglos de vida. Su propiedad también ha ido cambiando de mano en función de los vaivenes del poder feudal. Solo así se entiende que la fortaleza que le fuera entregada a Pedro de Hontiveros a mediados del siglo XV por el propio rey Enrique IV, años después le fuera arrebatada por el regidor salmantino y señor de Monleón Rodrigo Maldonado. El propio rey Fernando el Católico tuvo que intervenir en 1477 y canjear la vida de Maldonado por la entrega de la fortaleza. Hubo su tira y afloja y cuando el regidor ya se veía en la horca, los poseedores del Castillo rindieron la plaza y el reo salvó la vida.

Pero no fue esta la única batalla vivida por esta fortaleza. El Castillo también aguantó un asedio portugués, así como los embates de la Guerra de Sucesión originada tras la proclamación de Isabel la Católica como reina de Castilla. Y más aún. Durante varios siglos, la fortaleza de Monleón tuvo que aguantar las disputas señoriales de los terratenientes de la capital charra, hasta que a comienzos del siglo XIX, con la invasión francesa, el edificio sufre graves daños, que, lejos de mejorar, se acentúan a lo largo del siglo XX.

El Castillo pasa por diferentes manos, entre ellas las de Inés de Luna, que no se preocupan por su recuperación, hasta que es adquirido por el archivero Salvador Llopis, quien acomete una decidida rehabilitación del inmueble y consigue hacer de este palacio su residencia. Ya fallecido, el inmueble es propiedad de sus herederos.

De palacio señorial a vivienda particular

Aunque la edificación actual apenas conserva una parte de la grandiosidad de su pasado señorial como fortaleza palaciega, el Castillo de Monleón es una de esas joyas arquitectónicas que han logrado sobrevivir a las vicisitudes de la historia, a las guerras y al abandono. Y todo ello gracias al empeño e inversión realizados por los actuales dueños, que logran sacar de la ruina —llegó a sufrir amenaza de derribo— esta impresionante construcción y devolverla gran parte de su esplendor. Hoy en día, los propietarios —herederos del que fuera archivero municipal y cronista oficial de Salamanca, Salvador Llopis— utilizan estas dependencias como vivienda particular. Cerrado, por tanto, a la visita turística, el Castillo destaca en su exterior por su impresionante y esbelta Torre del Homenaje, con una altura de 37 metros y muy similar a la del Castillo de la Mota, en Medina del Campo, especialmente por sus garitas voladas redondas, tan características de la arquitectura del siglo XV. La torre cuenta con cinco pisos y tras el desembarco de la familia Llopis ha recuperado buena parte de su esplendor, así como la vuelta a la vida de algunas de las dependencias anexas. En cuanto al interior, en la parte baja aparece una gran estancia adornada con diferentes grabados y otras filigranas del siglo XVI, y coronada por una gran bóveda cañón sobre impostas de nacela. En otro piso superior vuelve a aparecer una estancia similar también con bóveda. Por encima, otros dos pisos con diferentes estancias y que conservan aún los suelos de madera originales. Y coronando la edificación, un espectacular mirador que ofrece unas impresionantes vistas de la belleza del paisaje que rodea a Monleón. El visitante deberá conformarse con imaginárselo. El Castillo no es visitable.

Juan Mª de Arriba (alcalde Monleón): “El Castillo es un foco de atracción de turistas”

El alcalde de Monleón reconoce que el Castillo de la localidad, de propiedad privada, se ha convertido en uno de los grandes emblemas de la localidad y en “un importante foco de atracción de turistas; y eso le viene muy bien al municipio”, subraya Juan María de Arriba, quien agradece a los propietarios su buen estado de conservación.

CARACTERÍSTICAS DEL CASTILLO

Ubicación: Localidad de Monleón, a 60 kilómetros de Salamanca capital.

Construcción: El conjunto arquitectónico que se conserva data del siglo XV, aunque todo indica que está erigido sobre una atalaya del siglo XII construida por Alfonso IX, rey de León.

Reconstrucción: El Castillo pasó de ejercer una función meramente defensiva —baluarte contra las incursiones musulmanas, primero, y castellanas, después— a convertirse en una fortaleza palaciega. Con la Guerra de la Independencia sufre un gran deterioro, que se mantiene hasta bien entrado el siglo XX, cuando es adquirido por el archivero municipal Salvador Llopis, quien lo restaura y lo convierte en residencia particular.

Categoría: El Castillo es Bien de Interés Culturas desde 1949.

Visitas: Es una residencia privada y no admite visitas a su interior. Solo puede verse desde el exterior.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png