01 octubre 2020
  • Hola

El frío y la lluvia no impiden la celebración de la matanza tradicional en Torresmenudas

Tras el despiece del cerdo disfrutaron de varias degustaciones a lo largo de la jornada

26 ene 2020 / 10:41 H.

A pesar del frío y de la lluvia constante, los vecinos de Torresmenudas no se rindieron a la climatología y celebraron su matanza tradicional. Más de diez años llevan disfrutando de este día que está incluido en el Circuito de Matanzas populares de la Diputación en una apuesta por mantener una tradición que poco a poco se va perdiendo. Y es que cada vez menos salmantinos celebran en los pueblos la matanza tradicional en sus casas y por eso este tipo de actividades gozan de gran aceptación.

A las ocho de la mañana de este sábado comenzaba el espectáculo. Lo primero de todo, encender la lumbre y templar el cuerpo con perronillas y un aguardiente para proceder después al primer paso de la matanza, ya que no hay sacrificio del animal. El chamuscado avisa del siguiente paso, el despiezado del cerdo y la separación de las carnes para sus distintos usos. Panceta por un lado, jamones por otro, lomos y paletas por otro. Lo primero que pudieron disfrutar los vecinos fue la panceta y las costillas que se asaron al medio día para deleite de los participantes.

Después las mujeres fueron las encargadas de hacer una demostración de cómo se hacen las morcillas y más tarde llegó la hora de preparar las chichas con las carnes del cerdo pasadas por la picadora y después adobadas al estilo más tradicional. También se prepararon patatas con espinazo que fue el plato de la comida popular.