18 abril 2021
  • Hola

El bordado serrano se luce de la forma más insólita en Las Casas del Conde

Casi ochenta tejas decoran ya la localidad de Casas del Conde gracias a la colaboración de once mujeres: todo empezó en plena pandemia

08 abr 2021 / 09:28 H.

Precisamente por su característica de inmaterial, campo en el que se mueve el bordado serrano en su empeño por ser declarado Bien e Interés Cultural, el grupo Red Arrayán ha dado un paso más desde que buscó inmortalizar con ese título el legado del bordado típico de la Sierra de Francia.

Así, se ha embarcado en el proyecto “EnTre2”, que transporta la iconografía e idiosincrasia típicas de este arte que se ha perpetuado durante siglos gracias a las mujeres serranas y su característica combinación de colores a otros soportes de forma artesanal. Los trámites para convertirse en BIC ya están en la última fase, pero el orgullo y la lucha por explorar el bordado serrano se dejan ver en los talleres grupales que, desde Casas del Conde, han servido para decorar un total de 79 tejas comunes entre once mujeres.

“Todo comenzó el 21 de octubre de 2020 en plena pandemia; nos juntamos un grupo de seis o siete mujeres y acabamos siendo once”, cuenta Mari Mar López Santos, una de las tres hermanas que participan en el taller que se desarrolla bajo las directrices de Mari Carmen Arias. Guiadas por las ganas de embellecer el pueblo, tuvieron la idea de impulsar esta iniciativa. “Quedábamos todas las tardes y el Ayuntamiento nos dejó un local municipal”.

Pero la historia no acaba con este gran número de tejas expuestas a la vista de todos y cuidadosamente barnizadas para aguantar a la intemperie, porque la decoración se ha extendido a otros objetos como cubos, y la intención es seguir con más tejas. Cincuenta, financiadas por el Ayuntamiento, lucen en la plaza de la Fuente, y el resto, costeadas por las proactivas mujeres, se encuentran repartidas por fachadas de vecinos o las suyas propias.

“Aunque no esté bordado, que sería algo material, se mantiene una iconografía, una cultura, y por eso es inmaterial”, subraya José Ángel Poveda, de Red Arrayán. Los talleres no solo se centran en dar visibilidad al bordado serrano. También tratan de asentar sus raíces a través de una inmersión cultural entre niños y jóvenes con juegos, y sirven a su vez para embellecer las propias localidades que componen la Sierra de Francia.

Incluso las iniciativas se extienden a lo que ya denominan la Ruta de los Contadores Bordados. Esta decoración, pintada a mano por el propio José Ángel Poveda, se encuentra actualmente en desarrollo.

Mari Carmen Arias, maestra del taller, con la primera teja.
Mari Carmen Arias, maestra del taller, con la primera teja.

Un claro propósito en común

El objetivo de “EnTre2” es la contribución al desarrollo sostenible del tejido social y económico de los territorios rurales de la Sierra a través de acciones innovadoras, demostrativas y creativas que faciliten la capacitación y el acceso a herramientas que pongan en valor los talentos personales y los recursos. Además se enfoca desde la participación activa y colaborativa de diferentes grupos y colectivos ciudadanos en un propósito común, y se convierte en un motor de transformación social y de integración del territorio local donde se desarrolla.

Una cultura, un sinfín de formas

El bordado popular ha adquirido otras muchas formas: cerámica artística, talla en piedra, creaciones de jardinería y escultura, dibujos e ilustraciones, joyería etnográfica, encuadernaciones, grabados en cristal, forja, juguetes ecológicos, o talla en madera. Este variado modo de plasmar una cultura se ha extendido por municipios como La Alberca, Cepeda, Herguijuela o San Esteban.

Colaboración y solidaridad

El taller de tejas de Casas del Conde ha unido a familias que pasan el año en lugares remotos como el País Vasco, y que desde enero, al marchar del pueblo, continúan sus tareas desde sus respectivas casas. Ninguna de las tejas se ha vendido, y es que las mujeres protagonistas de la iniciativa las han conservado y expuesto a la vista de todos o bien las han regalado a vecinos; eso sí, bajo la condición de que se puedan contemplar desde la calle.

Artesanía ecológica y responsable

Los materiales utilizados en el taller de Casas del Conde son tejas viejas, cubos y platos que se han reciclado con este fin decorativo.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png