25 septiembre 2020
  • Hola

El Ayuntamiento de Las Veguillas suspende la fiesta de los cofrades prevista para este mes en Cabrera

El miedo a brotes de coronavirus impide la celebración de las misas y la famosa procesión de la cuerda de la que tiran los fieles

03 ago 2020 / 09:41 H.

El miedo a posibles brotes de coronavirus por la afluencia de fieles ha obligado al Consistorio de Las Veguillas a suspender la fiesta de los cofrades que todos los años acoge el Santuario de Cabrera en el mes de agosto.

Según el alcalde de la localidad, José María Sánchez, este año no se celebrarán misas para evitar la afluencia de fieles y por tanto, está totalmente descartada la tradicional procesión de la cuerda en la que los propios cofrades tiran de la carroza que porta al Cristo de Cabrera.

Se trata de una de las tres fiestas anuales que acoge el Santuario en torno al famoso Cristo y que suele ser muy concurrida ya que son muchos los cofrades que viven fuera de Salamanca y que aprovechan la época estival para participar en la celebración. Teniendo en cuenta que la mayoría de los participantes son foráneos y que suele reunir a varios cientos de personas cada año el Ayuntamiento ha optado por no celebrar ninguna de las misas que solían ser habituales a lo largo de todo el día.

Con esta medida quieren evitar que se concentre público en el santuario y posibles focos de infección del virus, tanto por la diversa procedencia de los visitantes como por la aglomeración que podría producirse.

Una medida que apena profundamente tanto a los vecinos de la localidad como al equipo de Gobierno pero que “es necesaria por precaución y seguridad”, asegura su alcalde. “Los fines de semana en el Santuario hay muchos coches, de gente que va a misa en incluso algún peregrino y queremos evitar que eso suceda multiplicado el día de la fiesta de los cofrades”, añade.

Una medida preventiva que se suma a la constante vigilancia por parte de la Guardia Civil durante los fines de semana en la zona del Santuario para garantizar que los visitantes cumplen con las medidas sanitarias marcadas por la ley, tanto en el aforo al templo como en el uso de las mascarillas en todos los espacios públicos del recinto.

La fiesta de los cofrades de agosto era la última del calendario de Cabrera, que ya ha suspendido su día grande con el tradicional besapiés del Cristo y también el día de los cofrades del mes de mayo.

PALABRAS CLAVE