EN DIRECTO
2ª B | Guijuelo 0 - Coruxo 0 (final)

Recuerdos de Arturo Regalado 'el Don Quijote de Ciudad Rodrigo'

Llegó a Ciudad Rodrigo en el año 1961 donde se integró rápidamente en la dinámica cultural y artística

13.10.2018 | 14:55
Arturo Regalado

El fin de semana pasado hubo una gran ambientación medieval en Ciudad Rodrigo. Una ciudad medieval que el reloj del tiempo histórico dejó en pausa, y gracias a un número importante de entusiastas volvió a tener vida. Muchos oficios perdidos en el túnel del tiempo recobraron vida, por calles y callejuelas pasearon figurantes ataviados con trajes de la edad media.

A pesar de ello, eché  en falta en esa ambientación y en la representación de 'La Conjura' una visita de 'Don Quijote del Campo Charro', es decir a Arturo Regalado. Por ello, me acerqué a su residencia para charlar con él de su trayectoria vital, de su actividad artística, de esta feria medieval. Es Arturo Regalado un personaje que goza de una gran popularidad entre los farinatos. Nació en Yecla de Yeltes, en pleno corazón del Campo Charro.

Como buen quijote, pronto se tuvo que lanzar a la aventura, dejando atrás su pueblo. Muy dura fue su infancia, pero a pesar de ello, supo bandearse por los vericuetos de los años 30, saliendo de ellos fortalecido y con unas habilidades que le han permitido salir airoso por donde se ha movido. En un carro con toldo, las pateras de entonces, partieron sus padres y sus siete hermanos rumbo a Salamanca. El extremo del barrio de Pizarrales, entonces muy degradado, los acogería, iniciando desde muy pequeño un camino marcado por las graves carencias familiares, llevándolo a desarrollar grandes dosis de ingenio para paliarlas.

Tanto su físico, como sus disfraces y su vida guardan mucha relación con las aventuras  de D.Quijote. Posee Arturo una gran memoria, a sus 87 años, me describe con todo tipo de detalles, aquellos años de guerra y posguerra en Salamanca. Era un niño espabilado, porque según él 'el hambre hacía furor'. Y así fue, como pronto consiguió trabajos para poder llevar a casa alguna pesetilla, acompañada de melones, sandías, lentejas, que provocaban en su padre cascadas de emociones. Uno de ellos fue el de trillique en Carrascal de Barregas.


Desde muy pequeño se iba ya a la Gran Vía, donde ponían la feria para conseguir trabajos relacionados con el mundo del arte, en el que desde muy pronto despuntó. En esa etapa conoció a muchos artistas del mundo del teatro y el circo, algunos de ellos hablaron con su padre para que lo llevasen con la compañía, pero había tantas penurias en casa que no tenía más remedio que arrimar el hombro. La situación política le daría la oportunidad de tomar contacto con los mandos provinciales del Movimiento, abriendo una ventana en su hasta entonces oscuro horizonte.

A los 14 años ya trabajaba de cantero, la que según me confiesa ha sido su profesión. Se emociona cuando habla de su maestro, el artista Miguel Mora: "me sacaba del tajo y me llevaba al bar a tomar el cacho" , explicándole a él solo los secretos de trabajar bien la piedra y vaya cómo la ha trabajado.

Llegó a nuestra ciudad el año 1961, integrándose rápidamente en la dinámica cultural y artística de Ciudad Rodrigo. Conserje del edificio que albergaba los sindicatos verticales, se le conoce popularmente por Arturo "Sindicatos".
Aquí, ha seguido trabajando la piedra, su pasión. Extensa ha sido su obra, donde destacan los nombres de todas las calles del recinto amurallado, algo que le llena de orgullo, los escudos del Hotel Conde Rodrigo, el escudo de la familia Mateos, donde vivió un tiempo. Obra especial la que realizó trabajando un bloque de granito de 500Kg para, en Carrascal del Obispo,  homenajear al cabo Guillermo Ramos de la Legión Flamenca, muerto en Rusia. Por ello, le concedieron la gran Cruz de la Legión Flamenca y la Gran Cruz de la Orden de Cisneros, con tratamiento de Excelencia, al que  rápidamente resta importancia.

Pues si algo llama la atención en Arturo es su sencillez y cercanía. Para él lo importante es la persona no el cargo ni el título. Habla bien de todos los alcaldes con lo que por hache  o por be ha colaborado, pero si ha de elegir uno, lo tiene claro: Miguel Cid, tiene palabras de afecto y cariño hacia él.

Cómo no  hablar de su gran afición: el baile. Muchas generaciones lo recordamos bailando con su traje charro, su gran estatura, todo fibra, doblándose como junco azotado por el viento. Se emociona al hablar de su madre, gran bailadora de charro y que le enseñó a bailar en los arcos de San Antonio donde ponían el mercado. Ha sido el único de los hermanos que heredó las dotes bailarinas. Pronto fundaría el grupo de Coros y Danzas Dámaso Ledesma, donde bailaba toda su familia, enseñando a gran cantidad de mirobrigenses.

Con el grupo viajó, representando a Ciudad Rodrigo en múltiples festivales desde Portugal hasta Jaca, en el entonces importante festival de los Pirineos. Participó en el programa de TVE "Un pueblo para Europa", en la Feria Internacional del Campo, llevando gran cantidad de vecinos, Vivió el folklore unos años dulces, mientras Arturo estuvo activo, creando una escuela, con gran participación de jóvenes. Me comenta que guarda con enorme cariño una extensa colección de fotos de esta época, junto con sus disfraces, su otra pasión.

D. Quijote del Campo Charro, me enseña la foto de la primera vez que se disfrazó de D. Quijote. Difícil distinguir el original de la copia. Fue el primero en salir disfrazado a la calle, que luego se convertiría con el paso de los años en el disfraz callejero. Muchos han sido los personajes que ha encarnado Arturo, fiel a su cita con el carnaval, siempre sorprendiendo por su originalidad y exquisita puesta en escena. Además de D. Quijote me quedo con Tip, un doble impresionante de aquel humorista de excepción junto al gran Coll.

Daría para escribir muchos folios la vida de esta persona entrañable, a la que conocí gracias a mi padre, que de vez en cuando se juntaba con él para dar un repaso a la historia reciente de esta ciudad, de la que Arturo es un protagonista importante.A lo largo de la conversación, repite más de una vez que ha hecho en la vida todo lo que ha podido, con gusto, por lo que se siente feliz, especialmente cuando recibe el cariño de los vecinos, a pesar de que a muchos cuando lo saludan ya no  los conoce.

Gracias Arturo, que sigas ejerciendo de quijote, a pesar de cambiar tu lanza por el bastón, aún te quedan muchas aventuras que vivir por las calles de esta ciudad que te acogió hace muchos años, de la que no te importaría recibir el título de hijo adoptivo. Todo se andará.
 
 
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Juan Tomas Muñoz Garzon 
Dirección 
Plaza Mayor, 27 37500 
Teléfono 
923 49 84 00 

Web www.aytociudadrodrigo.es 
El Municipio

Fiestas locales 
20 de enero y 8 de septiembre 
Dist. Capital 
88 Km. 
Población 
13.209 habitantes 


anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad