Lauren Risueño: un mirobrigense encantador de emociones y sentimientos

25.01.2018 | 04:45
Lauren Risueño: un mirobrigense encantador de emociones y sentimientos

Es complicado elegir un hilo para iniciar este relato. Tiene tantos cabos positivos de los que tirando se puede contar una historia, que al final he decidido tirar de uno, del que te lleva a la persona. Muchas son las imágenes guardadas en mi memoria de Lauren Risueño: caminando deprisa de un lado a otro, conversando con la gente desbordando simpatía, con el micrófono cantando con mucho sentimiento, atendiendo a clientes en sus despachos de trabajo, participando en la vida social y cultural del pueblo. Pero si debo elegir una, me quedo con la de encantador de serpientes durante unos carnavales, creo que acertó con su disfraz, tiene mucho que ver con su persona.

Es Lauren Risueño una persona que por donde quiera que vaya, no deja indiferente a nadie, mucho menos si tienes la oportunidad de conversar con él. Comenzamos a hablar hace años en el bar Plaza, donde alrededor de una mesa formaba una tertulia con un abanico de personas de lo más variopinto, uno de ellos era mi padre. Hemos quedado precisamente en el mismo lugar para charlar un rato acerca de lo divino y lo humano.

Quizás lo que más sorprenda de Lauren en las distancias cortas sea su gran humanidad, que derrocha por los cuatro costados, esté donde esté, ejerciendo de encantador de emociones y sentimientos.
Me insiste mucho, que su familia es buena gente, con raíces campesinas, de la finca de Majuelos. Ya su abuelo ejerció su altruismo con vaqueros y pastores que ejercían la trashumancia por estas tierras. Él está orgulloso de llevar consigo esa preciosa herencia de la bondad, que le ha permitido allá donde haya trabajado dejar una impronta personal basada siempre en el trato humano hacia los clientes.

Comenzó su andadura laboral en Correos, oficina en aquellos años muy eficiente administrativamente, pero con demasiada frialdad en sus mostradores. Su gran corazón le llevó a dar un poco de calor humano, ante la gran cantidad de madres que se acercaban para enviar paquetes a sus hijos reclutas en El Ferral, que no sabían rellenar un impreso, allí estaba Lauren para hacerlo. Dejó cartas y paquetes, para organizar la matanza del Matadero CRAMSA en la década de los 60. Nuevamente se puso al lado de los cooperativistas que menos tenían para conseguir no ser siempre los últimos. Una vez más la persona ante todo, con buen talante, intentando ayudar al que lo necesita.

Por último aterrizó en el Banco Hispano Americano, no podía ser otra entidad, pues por aquellos años, gozaba de ser un banco distinto, donde sobresalía el trato humano, por encima de la frialdad de los números. Ejerció de banquero ejemplar, cuando trabajar en la banca conllevaba tener buena dosis de trato personal y sentido común, conocer a los clientes, siempre intentando echar un capote aconsejando las mejores inversiones, los mejores créditos. ¡Qué distinta la banca de ahora! Nada más entrar, una máquina te está esperando, hay   que coger número para que te atienda un empleado presionado por la espada de los objetivos, sin dar tiempo a echar un "parlao".

Bonita experiencia tuvo como banquero. Logró convencer a su jefe  de que con las herramientas que tenían, no podían competir con las demás entidades para conseguir ahorros de los emigrantes que aquellos años traían dinero a espuertas. Sus ansias de cambio para mejorar, le llevaron hasta Madrid junto con su jefe, imitando a Paco Martínez Soria, donde los máximos responsables accedieron a sus propuestas, logrando a partir de entonces participar en el reparto de la suculenta tarta.
Su voz y sus dotes musicales, las heredó de su madre. De niño la acompañaba a la iglesia, donde pronto su voz y facilidad para el canto no pasó desapercibida, empezando su propia carrera musical. De la generación de Raphael, participó en un concurso musical con él, siendo eliminados los dos.

Muchos conciertos ha dado en su pueblo y los alrededores. Muchas giras, acercándose a las residencias de mayores, donde ejerce por un tiempo de terapeuta emocional, regalándole a los residentes emociones en forma de boleros, pasodobles, rancheras, que a más de uno le lleva a recuperar el sentimiento, las emociones, a despertar. Impresiona ver las caras de los mayores , ese día las residencias se ahorrarán los antidepresivos, somníferos. Quizás sería conveniente potenciar este tipo de actividades, más que la TV, que ejerce un poder adormecedor.

Ser popular significa ser conocido y querido por el pueblo. Reconoce que siente el cariño y afecto de sus paisanos, pero también deja entrever una pizca de amargura, causada por uno de los grandes males sociales: la envidia. Más de una vez, ha echado el freno de mano, dejando  proyectos aparcados por no ser demasiado protagonista. Hay paisanos que con demasiada frecuencia imitan al perro del hortelano.

Estos días están siendo muy ajetreados para Lauren. Su trabajo social se le amontona, lo puedo comprobar durante el tiempo que compartí con él. El sábado había sido San Sebastián, le tocaba disfrutar de una sabrosa resaca. Fundador de la peña Gutemberg, es en esta faceta, donde más se le ensanchan sus pulmones farinatos. De hecho, uno de los días más felices de su vida tiene que ver con su mayordomía de San Sebastián. "Se me caían las lágrimas al escuchar el himno€" Mucho sentimiento de una persona siempre dispuesta a atender al que le reclama algo, aunque solo sea un momento para conversar.

Defiende ante todo a la persona antes que el cargo que ocupa, haciendo una vez más hincapié en la importancia de la bondad. Pone como ejemplo al Director de la Guardia Civil, con quien compartió la fiesta del patrón. Echa de menos el mucho sentido común que hemos ido perdiendo. Preguntado por si había sido tentado para la política, confesó que no, para apostillar que a más de uno le hubiese gustado llevarlo en su lista. "No sería capaz de soportar tanta presión por mi exceso de responsabilidad".

Le agradezco que haya tenido un tiempo para compartir conmigo aspectos de una vida interesante para mostrar pequeñas pinceladas de una persona vitalista, dinámica, que un día subió a los escenarios para dar vida al santo de Asís, sorprendiéndonos gratamente a todos. Aún le quedan muchos papeles que representar en el gran escenario de la vida, a pesar de que reconoce que le va costando cada vez más bajar del desván su equipo de megafonía para empezar sus giras.

Pero seguirá haciéndolo, pude comprobarlo personalmente, la letra de uno de sus boleros preferidos  "Si me dices ven, lo dejo todo€" Lauren la pone en práctica, en cuanto alguien, y seguro que somos muchos, llamamos a su puerta.
Sigue ejerciendo de encantador, tus paisanos te lo agradecerán. Gracias

Ver más publicaciones sobre San Esteban de la Sierra o sobre otro pueblo de Salamanca 
Puedes subir a Viva mi pueblo la información y las fotos de este u otros municipios salmantinos o mandarla a  vivamipueblo@lagacetadesalamanca.es
 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Si quieres enviar una noticia para publicarla en este pueblo, pulsa aquí.
Si prefieres seleccionar otro pueblo, pulsa aquí.

También puedes suscribirte a nuestra newsletter pulsando aquí.

El Ayuntamiento

Alcalde 
 Juan Tomas Muñoz Garzon 
Dirección 
Plaza Mayor, 27 37500 
Teléfono 
923 49 84 00 

Web www.aytociudadrodrigo.es 
El Municipio

Fiestas locales 
20 de enero y 8 de septiembre 
Dist. Capital 
88 Km. 
Población 
13.209 habitantes 


anteriorsiguiente
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad