08 julio 2020
  • Hola

La piscina salmantina que se amplía para ganar más bañistas

El aforo de las instalaciones queda fijado en 450 usuarios como máximo

26 jun 2020 / 11:38 H.

La comarca de Béjar cuenta con una de las primeras piscinas abiertas en la temporada de baño de 2020, marcada notablemente por la pandemia del coronavirus y las restricciones sanitarias para poder poner en servicio las instalaciones de baño.

Es el caso de Candelario, municipio en el que el Ayuntamiento lleva semanas trabajando para poner a punto las instalaciones y abrir con todas las garantías de higiene y limpieza para los usuarios. Al margen de las recomendaciones sanitarias con respecto a la higiene de las manos y el uso de mascarilla, el Consistorio ha incorporado más terreno de fincas municipales adyacentes para garantizar el distanciamiento social. Se trata de una superficie de unos 250 metros cuadrados de zonas anexas sin uso, que se han incorporado al recinto. En cuanto al aforo, quedará limitado a 450 personas para minimizar el riesgo de contagio en el recinto. Con respecto a la zona de agua, el aforo quedará restringido a 150 bañistas a la vez. Una vez completados ambos aforos, el Consistorio prohibirá el acceso a más personas tanto al recinto como a la piscina propiamente dicha. De hecho, en el caso de Candelario, el Consistorio sí mantendrá los abonos y los usuarios abonados tendrán reservado un 20 por ciento del aforo para acceder a la piscina entre las 11:30 y las 12:30 horas y, entre las 16:00 y las 17:00 horas. El resto de personas que quieran acceder fuera de esos horarios lo harán por riguroso orden de llegada.

Los usuarios accederán a las piscinas por una puerta y saldrán por otra diferenciada para evitar que coincidan y evitar así contagios por coronavirus. El Ayuntamiento ha pedido expresamente que cumplan con las recomendaciones de higiene con la limpieza de las manos frecuentemente. La distancia de seguridad quedará fijada en un mínimo de 1,5 metros y, cuando no sea posible mantenerla, se exigirá el uso de mascarilla.

Estas normas estarán vigentes durante la apertura de la piscina a lo largo de este verano y será el personal de las instalaciones el responsable de organizar el servicio y atender a los usuarios por lo que el público deberán seguir las instrucciones para garantizar el buen uso de las instalaciones de baño.

La puesta en servicio de las piscina de Candelario ha contado también con un refuerzo de la decoración, mejoras en la zona de sombras y otras actuaciones para embellecer el recinto como la instalación de una zona ‘chill out’ próxima a la cafetería.

PALABRAS CLAVE