27 mayo 2020
  • Hola

Trucos para limpiar y desinfectar el baño durante la cuarentena

Aprovechemos el tiempo que pasamos en casa para dejar la parte más sensible de la casa totalmente reluciente

18 may 2020 / 12:01 H.

Es la zona más sensible de la vivienda. La que debe estar en un perfecto estado de revista para no comprometer nuestra higiene. Ahora más que nunca es fundamental tener el baño perfectamente limpio. Lo usamos más, especialmente para lavarnos las manos y ducharnos. Y al mismo tiempo tenemos más tiempo para poder hacer esa limpieza para la que antes nunca encontrábamos hueco. Para hacerlo de forma limpia, segura y barata, te vamos a dar unos consejos para limpiar el baño y desinfectarlo durante esta cuarentena.

Limpieza de la bañera, plato de ducha y lavabo

A todos nos gusta darnos una placentera ducha o una relajante inmersión en un bañera con agua caliente, espuma y sales. Lo peor viene después, cuando toca limpiar. Prueba a mezclar bicarbonato con vinagre o zumo de limón y un poco de agua. Con una esponja o un trapo aplica esta mezcla sobre la bañera y los grifos de la misma. Eliminarás rápidamente las manchas de nivel de agua y suciedad. También se pueden colocar servilletas de papel empapadas en la mezcla sobre las manchas, dejar que actúe durante unos minutos y luego removerlas. A la hora de limpiar el lavabo, puedes usar esta misma técnica.

Para los azulejos

En las juntas de los azulejos es donde más porquería se acumula. Para dejarlas como los chorros del oro hay que coger un cepillo y mojarlo en una solución de lejía con bicarbonato. Luego hay que cepillar, eso sí, pacientemente. Para los azulejos, mezclamos vinagre y agua en partes iguales y lo metemos en un spray. Rocia sobre cada azulejo, deja actuar unos minutos y a continuación pasa un paño, verás que rápido desaparecen las manchas de humedad y los hongos que se acumulan. Esta mezcla también se puede usar para quitar el sarro que se forma en la ducha.

Los espejos

Olvídate de los limpiacristales habituales. Lo mejor para limpiar las manchas de salpicaduras en los espejos del baño es una mezcla de agua, amoníaco y alcohol. Hay que poner la mitad de agua, un cuarto de amoníaco y otro cuarto de alcohol. Si quieres evitar el olor a amoníaco, otra opción es vinagre diluido en agua. Para evitar dejar fibras en la superficie del espejo puedes usar papel de periódico.

El inodoro

Quizá la zona más complicada y desagradable, ya que es donde más sarro se acumula. Lo aconsejable es usar una esponja metálica y alcohol o vinagre caliente.

Para las manchas que se forman en el fondo, prueba con una bebida de cola. Tira de la cadena primero y luego vuelca media lata de cola, remueve con una escobilla y espera media hora. Tira de nuevo de la cadena y verás como desaparece la mancha.

Ten a mano un set de utensilios adecuado

Para ahorrar el máximo tiempo posible en la limpieza del baño hay que tener siempre a mano los utensilios y productor adecuados. Las mezclas tenlas preparadas en rociadores y usa siempre una escobilla para limpiar el inodoro tras usarlo, así será más fácil limpiarlo.