09 agosto 2022
  • Hola

Fabrica así tu propio detergente casero para la lavadora

La OCU deja estos sencillos pasos para hacer desde casa este producto

05 jul 2022 / 11:58 H.
Ver Comentarios

Muchos son los hogares que prácticamente a diario ponen la lavadora una o dos veces. Cada lavado requiere de detergente si se quiere que la ropa quede lo más limpia posible, lo que a la larga supone mucho dinero.

Para ahorrar y ser más sostenible con el medio ambiente, la OCU deja dos recetas de detergentes caseros, una para ropa de color y la otra para las prendas blancas, en las que no necesitarás más que ingredientes básicos y que son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda. Es importante recordar antes de empezar el proceso que los guantes y las protecciones son necesarias a la hora de ponerse manos a la obra.

Receta de detergente casero en polvo para ropa blanca

Para 1 kilogramo de detergente se necesitan:

- 275 gramos de escamas de jabón natural, como el de Lagarto o Marsella. Es el ingrediente que sirve para eliminar las manchas.

- 175 gramos de percarbonato de sodio, que es un blanqueador.

- 275 gramos de bicarbonato de sodio, que sirve para ablandar el agua.

- 275 gramos de cristales de sodio, que ablanda el agua y elimina manchas.

El modo de elaboración es el siguiente:

1º. Mezclar en un recipiente todos los ingredientes mencionados anteriormente.

2º. Para perfumarlo, se pueden añadir unas gotitas de algún aceite esencial (lavanda, limón...).

3º. Si el agua tiene mucha cal, se ha de agregar más cantidad de cristales de sodio para que se puedan eliminar las manchas de forma efectiva.

4º. Guarda el mejunje en un envase hermenéutico y consérvalo lejos de la humedad.

Receta de detergente casero líquido para ropa de color

Para 1 litro y medio de jabón líquido casero se necesitan:

- 40 gramos de escamas de jabón.

- 33 gramos de bicarbonato de sodio.

Los pasos para la fabricación son:

1. En una olla grande con 1 litro de agua caliente, sin que hierva, derrite a fuego lento los 40 gramos de escamas de jabón natural, de tipo Lagarto o Marsella.

2. Cuando no queden grumos, añade los 33 gramos de bicarbonato de sodio, retíralo del fuego y déjalo enfriar.

3. Al igual que antes, añadir 10 gotas de aceite esencial es buena opción para perfumar la mezcla, antes de dejarlo reposar toda la noche.

4. Como el jabón habrá quedado algo espeso, agrega medio litro de agua tibia y mezcla bien hasta conseguir una consistencia uniforme.

5. Guárdalo en un envase de detergente que puedas reutilizar, pero asegurándote de que está bien limpio sin restos de otras sustancias.

Es necesario antes de cada uso añadir 3 o 4 cucharadas de agua caliente y agitar bien ya que al enfriarse el jabón se espesa. Con una dosis de unos 60 ml para cada lavado será suficiente.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png