25 mayo 2022
  • Hola

Estos son los alimentos que nunca debes guardar en la puerta de tu nevera

La manera en la que colocamos los alimentos en nuestro frigorífico es más importante de lo que pensamos

09 ene 2022 / 18:40 H.
Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Los alimentos ecológicos cada vez son más demandados debido a los beneficios que aportan a nuestro organismo. Sin embargo, también tienen su parte negativa. La calidad hay que pagarla, y es que este tipo de productos suelen tener un precio alto y también una fecha de caducidad inmediata. Al tratarse de productos no tratados, a los que no se les añaden conservantes ni aditivos, no es fácil conservarlos.

Aunque los frigoríficos actuales cuentan con sofisticados sistemas de ahorro de energía y funcionan muy bien, se debe tener cuidado. La temperatura ideal debe fijarse, por norma general, entre los 3 o 4 grados centígrados, para permitir una refrigeración eficaz. Sin embargo, lo que poca gente sabe es que el aire frío tiende a desplazarse hacia los estantes inferiores del aparato.

De esta forma, los estantes más altos son los que se quedan con una temperatura más alta, y también la zona de la puerta. Esta última se convierte en la parte más sensible. Es aquí donde debemos evitar almacenar ciertos tipos de alimentos y productos, especialmente los fácilmente perecederos. Esto se debe a la escasa capacidad de conservación de los compartimentos de las puertas debido a que el aire frío llega con mayor dificultad aquí.

La pregunta que puede surgir en este momento es cuáles son estos alimentos con la fecha de caducidad más inmediata. Algunos de ellos son la leche fresca, el queso fresco y los productos lácteos en general. La fruta y la verdura también se encuentran entre los productos más delicados y deben almacenarse preferentemente en el cajón correspondiente.

Por tanto, aunque nos parezca algo trivial, el caso es que hay que elegir sabiamente y con cuidado dónde guardamos cada producto que compramos.

Cómo limpiar la nevera

En primer lugar, se deben retirar todas las bandejas de la nevera. A continuación, utilizamos una solución de agua tibia con jabón suave y la aplicamos con un paño en las paredes interiores y puertas.

Posteriormente, se lavan las bandejas que hemos quitado con la misma solución y se elimina cualquier rastro de alimento. Es importante secar bien todos los elementos del frigorífico para no dejar ningún rastro de humedad, y ya después volvemos a colocar las bandejas en su lugar.

Para limpiar el electrodoméstico por fuera, se utiliza otra solución de agua tibia con jabón suave y se aplica la solución con un paño en las puertas y paredes laterales, para después secarlas con un paño seco. No debemos olvidarnos de limpiar la parte trasera, que puede acumular polvo del ambiente.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png