15 diciembre 2019
  • Hola

El truco para tener la cocina siempre limpia y sin rastro de grasa

Es la forma más barata y cómoda de tener este espacio de la casa en una situación impecable

13 nov 2019 / 17:58 H.

La cocina es, junto con el baño, el lugar de la casa más propenso a la suciedad. Y además de una forma pegajosa y muy molesta. El culpable es la grasa. Zonas como los azulejos, la campana extractora, la vitrocerámica y los muebles se van impregnando de la grasa hasta que la capa adquiere un tamaño considerable. Es algo inevitable, ya que la cocina está para cocinar. Pero eso obliga a no descuidarnos en el tema de limpieza. Para conseguir desinfección sin igual no necesitas nada más que un potente producto natural: el limón.

Corta el limón en dos y mételo en una olla con agua. Lleva esa agua a ebullición y notarás un rico olor en toda la cocina. Además conseguirás que se desprenda la grasa pegada tanto en las paredes como en la campana. Luego con pasar un trapo húmedo y papel de cocina seco te quedará todo como nuevo.

Tener grasa en la campana es muy peligroso además de poco higiénico y realmente desagradable. Los expertos en cuidado del hogar advierten de que en el caso de que se salte una chispa a una sartén o a un cazo la llama puede llegar a prender con la grasa localizada en la cocina. No en vano es en esta parte de la casa en la que empiezan la gran mayoría de los fuegos domésticos, la gran mayoría de ellos producidos por descuidos. Recuerda que es conveniente que tengas mucho cuidado con estos pequeños accidentes domésticos.