14 octubre 2019
  • Hola

El nuevo servicio Mercadona que quiere ‘cazar’ a los jóvenes

La cadena valenciana ha empezado a incluir comida ya cocinada en sus supermercados

08 oct 2019 / 11:27 H.

Siempre se ha relacionado a los supermercados con un público de cierta edad. Parece que los jóvenes les costaba pisar estos establecimientos, salvo cuando se van a estudiar fuera y no les queda más remedio. Además, uno de los problemas con los que se encuentran estos jóvenes es con el poco tiempo y las pocas ganas que tienen para cocinar. Pensando en los “milenials” Mercadona ha sido el primer gran supermercado en poner en marcha una sección de comida preparada, como ya la tienen hipermercados como Carrefour o el supermercado de El Corte Inglés.

Se trata de un apartado dentro del mismo establecimiento en el que los clientes pueden pasear entre varios estantes y neveras con todo tipo de alimentos ya cocinados. De momento esa idea que comenzó en Valencia se está extendiendo por toda España. Tanto que ya ha llegado incluso a los negocios de Salamanca. Hace unas semanas el supermercado que la marca tiene en la avenida de Villamayor estrenó este servicio.

Pero ¿qué se ofrece? Pues todo lo que puede estar listo para comerse. Y para casi todos los gustos. Desde croquetas a 50 céntimos a una tortilla de patata, lentejas, pizzas (que puedes hacer con los ingredientes que tú mismo elijas), pasando por paella o lasaña. Todo por raciones que te sirven en el mismo supermercado y que te puedes llevar donde quieras.

La idea puede extenderse a otros establecimientos comerciales. De hecho ya hay varios supermercados que han mostrado su interés en este tipo de oferta. Se trata de que el supermercado ya no se convierta sólo en el sitio al que el cliente acude para comprar los alimentos con los que luego cocinar.

Los nuevos planes de la cadenas pasarían por establecer zonas de confort y cafeterías (grandes cadenas como Carrefour ya lo han hecho en muchos casos sustituyendo sus fallidas tiendas de fotografía). Al fin y al cabo se intenta convertir estos establecimientos en puntos de encuentro en los que mejorar la experiencia del cliente.

Una vez acabada la guerra de precios que en los años 90 enfrentó a todos los supermercados y a pesar de que sigue habiendo el “pique” de promociones, la cadenas tratan cada vez más de que el cliente se identifique con la marca y de que adquiera los productos que se venden de forma exclusiva en uno u otro supermercado. No en vano este tipo de empresas compiten cada vez más con la venta online desde casa que facilitan todo tipo de operadores y que puede suponer una gran competencia.