26 marzo 2019
  • Hola

El hombre que se cortó el pene, un inglés de 33 años, lo metió en una bolsa de basura y dejó un reguero de sangre de 200 metros

De momento se desconoce si el miembro se le ha podido reimplantar

12 mar 2019 / 09:04 H.

Ha sido una de las noticias que más ha impactado en los últimos tiempos. Un hombre se corta el pene en Zaragoza y sale a pasear ensangrentado por la calle. Este lunes día 11 conocimos la historia y poco a poco se van haciendo públicos más detalles. Según publica este martes el diario “Heraldo de Aragón”, se trata de un inglés de 33 años que pudo haber muerto desangrando si una patrulla de la Policía Local de Zaragoza no lo encuentra por la calle. La asistencia inmediata de los agentes fue clave antes de que en lugar se personaran los sanitarios. La víctima fue la que contó que minutos antes se había amputado su miembro viril y lo había dejado en casa. Concretamente en el interior de una bolsa de basura. La víctima había dejado un reguero de sangre de 200 metros desde su domicilio y hasta el lugar en el que fue localizado por los agentes y posteriormente trasladado en un UVI móvil al hospital Miguel Servet de la capital aragonesa.

El rastro de la sangre llevó a la Policía Local hasta un piso situado en la calle de Calatayud, a unos 200 metros del lugar en el que se hallaba la víctima, una distancia que habría recorrido solo y a pie. En el inmueble, un piso de alquiler por habitaciones en el que conviven varias personas, los policías encontraron el pene dentro de una bolsa de basura.

Según informa el “Heraldo de Aragón”, los agentes lo recuperaron y se lo entregaron a los sanitarios de la ambulancia. Por el momento se desconoce si el miembro se le ha podido reimplantar, así como su estado de salud actual, ya que la Ley de Protección de Datos impide la hospital ofrecer cualquier tipo de información.

El mismo viernes, el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Aragón abrió una investigación para esclarecer los hechos y se entrevistó con dos compañeros de piso.

Una mujer manifestó a los investigadores que sobre las 19.00 del pasado viernes, cuando se produjeron los hechos, no se encontraba en la vivienda, pero el otro hombre les explicó que sí estaba en su habitación en ese momento y, aunque al parecer no vio ni escuchó nada, la víctima acudió a su dormitorio antes de salir a la calle y masculló algo así como “ya lo he hecho”.

Ambos testimonios, sumados a que la víctima tiene diagnosticado un trastorno psicótico esquizofrénico y está en tratamiento médico, hacen que Homicidios se incline por una posible autolesión. En cualquier caso, la investigación policial aún continúa abierta.

PALABRAS CLAVE