23 septiembre 2020
  • Hola

Cómo quitar fácilmente las manchas de sangre

Este tipo de mancha son las más difíciles de quitar, en algunas ocasiones no se eliminan ni metiéndolas en la lavadora

15 ago 2020 / 19:37 H.

Quitar determinadas manchas de la ropa puede ser una tarea costosa, especialmente algunas como las de sangre aunque suele haber otras problemáticas como las de grasa. En el caso de las primeras, su presencia además es mucho más llamativa y nadie está exento de sufrirlas. Desde una herida accidental, pasando por un pequeño corte o una cicatriz que se reabre puede manchar los tejidos, que en la mayoría de las ocasiones no se eliminan metiéndolas en la lavadora. A veces la intentamos lavar a mano y el resultado es incluso peor. ¿Cómo quitar las manchas de sangre de manera rápida, barata y efectiva?

Lo mejores trucos para quitar las manchas de sangre

Uno de los lugares donde es más normal que aparezcan manchas de sangres es en las sábanas. En estos casos podemos recurrir a un producto que está presente en todas las casas: el agua oxigenada. Aplicando unas gotas de esta solución veremos como, poco a poco, el cerco rojo desaparece. ¿Cuál es la razón? Gracias a la oxidación, los microorganismos presenten en la mancha de sangre desaparecen. Si queremos mantener las sábanas puestas será suficiente con dejar que el agua oxigenada actúe durante un par de minutos. Si las vamos a retirar, posteriormente será suficiente con meterlas en la lavadora.

Uno de los grandes errores que comenten muchas personas que se preguntan cómo quitar las manchas de sangre de la ropa es frotar. Desconocen que, de esta forma, la mancha se extenderá y manchará más superficie de nuestra prenda. Por este motivo otro truco para eliminar las manchas de sangre consiste en poner la prenda en remojo con agua fría para que la mancha se ablande. La dejaremos durante media hora y posteriormente la aclararemos varias veces manipulándola con delicadeza y sin frotar en ningún momento. Si la mancha se mantiene, podremos aplicar jabón neutro sobre ella de manera suave y volver a aclarar.

En el caso de que la mancha de sangre haya llegado hasta el colchón, en lugar de agua oxigenada es mejor usar una mezcla de agua y sal. El objetivo es que sea espesa y la apliquemos sobre el cerco hasta que se ablande. Pasados unos minutos retiraremos la pasta y cepillaremos con cuidado.

PALABRAS CLAVE