20 septiembre 2020
  • Hola

Cómo limpiar las alfombras en casa y que te queden como nuevas

Productos como el bicarbonato o incluso el vinagre, dos aliados en la limpieza del hogar, pueden dejarlas como recién compradas

03 ago 2020 / 11:48 H.

Las alfombras son uno de los elementos que acumula mayor suciedad en casa. Los restos de suciedad, polvo y bacterias se acumulan en ellas y que permanezcan limpias puede parecer todo un reto. Sin embargo, algunos remedios caseros para limpiarlas en seco pueden dejarlas como nuevas sin tener que hacer un trabajo extra.

Hay muchos tipos de alfombras y según el material o la composición de la que estén hechas se podrán aplicar unos productos u otros. En general, para limpiar alfombras muy sucias, los cepillos y aspiradores suelen ser las mejores opciones. No obstante, el bicarbonato, uno de los grandes aliados en la limpieza del hogar para cualquier tipo de superficie, es ideal para limpiar todo tipo de alfombras sin dañar los tejidos, además de ser muy efectivo.

Una mezcla de bicarbonato con sal esparcido por la alfombra y dejándolo actuar una hora es uno de los remedios más efectivos. Tras quitar los restos con una aspiradora, el bicarbonato libera el tejido de polvo y bacterias y mejora su olor.

Esta mezcla de bicarbonato con sal también puede ser efectiva con la vaporeta. Con estos dos productos se optimiza la limpieza con vapor pasando la vaporeta por la alfombra y dejándola secar.

El agua caliente con vinagre es muy eficaz también para eliminar manchas de tus alfombras. Una mezcla de estos dos productos y con la ayuda de un pulverizador, lo rociaremos sobre la superficie a limpiar y posteriormente frotaremos con un cepillo, con este otro truco se van incluso hasta las manchas más difíciles.

PALABRAS CLAVE